Levantamiento de héroes (+Video)

levantamiento_11_gilbertoEl joven pinero Héctor Pérez Llorca está entre los más de 40 combatientes revolucionarios caídos en el levantamiento armado en la sureña ciudad de Cienfuegos y que este cinco de septiembre reciben el tributo popular en ese y otros lugares de la Patria nueva que ellos ayudaron a fundar.

 

55-aniversario-1

Fotos: Archivo del autor

El joven pinero Héctor Pérez Llorca está entre los más de 40 combatientes revolucionarios caídos en el levantamiento armado en la sureña ciudad de Cienfuegos y que este cinco de septiembre reciben el tributo popular en ese y otros lugares de la Patria nueva que ellos ayudaron a fundar.

55-aniversario-5En la escuela que en Isla de la Juventud lleva su nombre y otros colectivos se le recuerda como al héroe que no titubeó cuando la Revolución lo llamó a pelear y con más arrojo que pertrechos se lanzó a derrocar a la tiranía.

Desde inicios de semana y al calor del inicio del curso escolar, en murales y mítines se le evoca su corta vida, de apenas 25 años, y las circunstancias en que muere aquel cinco de septiembre de 1957 defendiendo la primera ciudad en manos de los revolucionarios durante 24 horas.

Entre los testimonios escuchados con avidez por los muchachos anoto lo relatado por Saturnino Martínez, quien fuera comandante del guardacostas al que pertenecía Llorca, quien aclara cómo el joven se enrola en la rebelión:

“… en un camión… se me fueron el cocinero y el camarero. Y entonces el cocinero, cuando cogió un rifle y se fue enganchado en un camión, le gritó al camarero… – ¡Coge un rifle y vamos…! Ese era Héctor Pérez Llorca…”.
Cuando al sargento Juan Gualberto Mederos, quien repartía armas a marinos y milicianos en Cayo Loco, le ordenan salir al asalto de la Jefatura de Policía, Héctor se va con él portando su springfiel calibre 30.06.

5_septiembre-levantamiento

5-de-septiembre-2

levantamiento_11_gilberto

“Allí estaba él dispuesto a lo que fuera, con un gran entusiasmo…”, rememora Mederos y detalla: “siguió con nosotros a tomar la Jefatura de Policía… y participó en la… del Ayuntamiento y de ahí los repartieron, unos para la Planta Eléctrica, otros para la estación de Radio CMHM. A este lugar iba él”.

Es la ruta del héroe. No es hasta media mañana que sale Héctor a su próxima misión en la sublevada urbe para, poco antes de las 11 am, tomar posiciones alrededor del parque Martí, formando parte de la veintena de marinos que junto a varios civiles ocupa el Colegio San Lorenzo, último reducto de lucha.
De esa trinchera diría Fidel: “Los marinos se hicieron fuertes en el colegio San Lorenzo… Se acercaba la noche y ellos le plantearon a los combatientes del 26, que se retiraran… y gracias a ello salvaron varios de esos compañeros la vida. Ellos permanecieron combatiendo hasta altas horas de la madrugada…”.
Aunque nacionalmente el plan no fue secundado, Cienfuegos resistió frente a los grandes refuerzos enviados por la tiranía y el bombardeo aéreo.

55-aniversario-4

cienfuegos-5-septiembre

Rememora el segundo jefe allí, José Ramón Quesada, Héctor cae “…como a la media hora de haber comenzado el combate contra la selecta tropa enemiga del Tercio Táctico, sería algo más de las doce del día cuando a través de una de las ventanas le dieron un tiro en el cuello…”.
Un pionero pregunta por la infancia del héroe y como flores crecen las referencias en la misma Nueva Gerona donde nació el 6 de abril de 1932, en el seno de un humilde hogar, donde el padre alternaba la carpintería con la de vendedor ambulante de helados. Y tristes se tornaron los recuerdos del adolescente que para abrirse camino luego de cursar el quinto grado, estibó camiones en Batabanó y cortó caña en la zona oriental, entre otros sacrificios.
A todos llamó la atención las ocasiones en que irrumpe en casa de una prima en La Habana, luego de agredir a un policía de la dictadura que lo injurió y en que estuvo en Cayo Confites, cuando allí se formaban expedicionarios, entre ellos Fidel, para combatir al tirano Leonidas Trujillo, en República Dominicana.
Esas y otras cualidades también se multiplican junto a su memoria a 55 años de su caída en combate, devenida nacimiento del héroe que el pueblo no deja morir.

Julio Camacho Aguilera, el hombre de Cienfuegos

 

{loadposition levantamiento-cienfuegos}

Cienfuegos: tributo a los mártires del 5 de septiembre

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}