Lenín Moreno ordena toque de queda y militarización en Quito

Protestas en Quito, el 12 de octubre de 2019. Foto: AFP.

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, dispuso toque de queda y militarización del Distrito Metropolitano de Quito y sus alrededores, en medio de fuertes protestas contra el “paquetazo” en la capital ecuatoriana.

La medida rige a partir de las 15:00 horas y fue anunciado con apenas 38 minutos de anticipación; mientras miles de personas permanecen en las calles de la urbe.

Según Moreno, la medida “facilitará la actuación de la fuerza pública frente a los intolerables desmanes de violencia”.

“Vamos a restablecer el orden en todo Ecuador”, dijo el mandatario, minutos después, en una breve cadena de radio y televisión.

La Secretaría General de Comunicación de la Presidencia amplió la información. Señaló que las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional “patrullarán las calles para dar cumplimiento a esta disposición”.

“Esta medida se adopta para identificar claramente quiénes están alterando el orden y la paz en la capital ecuatoriana, y para resguardar la seguridad de los ciudadanos y de los bienes públicos, incluido el patrimonio cultural nacional”, reza el comunicado.

Miles en las calles de Quito pese a fuerte represión policial y militar

Protestas en Quito, el 12 de octubre de 2019. Foto: Reuters.

En Quito hay miles de manifestantes apostados en el centro de la urbe, principalmente del movimiento indígena, agrupado en la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE); que han resistido durante estos días una fuerte represión policial y militar.

Los miembros de este movimiento son de diferentes provincias del país.

Ante el toque de queda, la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia pidió al movimiento indígena que se resguarden en la Casa de la Cultura de Quito, que curiosamente fue un blanco de la represión policial hasta horas de la madrugada de este sábado; y en los centros de acogida que han proporcionado las universidades aledañas.

Pero, en las calles quiteñas no solo está el movimiento indígena. A ellos se han sumado otros cientos de descontentos provenientes de diferentes provincias y barrios del norte y sur de la capital.

La disposición de la Presidencia dio a estos ciudadanos apenas un poco más de 30 minutos para que se trasladen a sus hogares.

Tras la entrada en rigor de la medida, las manifestaciones no cesaron en la capital ecuatoriana.

Protestas en Quito, el 12 de octubre de 2019. Foto: Reuters.

Protestas en Quito, el 12 de octubre de 2019. Foto: Reuters.

Protestas en Quito, el 12 de octubre de 2019. Foto: Reuters.

Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *