Le toca el turno a Robert

Foto: Yuniesky La Rosa Pérez

El canotaje pinero continúa reafirmando su leyenda como deporte insigne de esta tierra pariendo atletas con talento que poco a poco se abren paso, a nivel nacional demostrando una gran proyección a nivel internacional.

Varias han sido las figuras nacidas aquí que nos han regalado innumerables alegrías con sus medallas en eventos extrafronteras, hoy le toca el turno al espigado cayacista Robert Benítez Núñez, medallista plateado en el k4- 500 metros en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Barranquilla 2018.

Tras la cita en tierras cafeteras, el residente en el reparto Nazareno no tuvo la oportunidad de celebrar con familiares, amigos y entrenadores el subtítulo conquistado, pues otra competición importante esperaba en el horizonte, el clasificatorio a los Juegos Panamericanos Lima 2019.

Luego de dirigir sus paletadas al certamen de Norteamérica y conseguir el propósito de asegurar su presencia en la lid continental venidera, por fin Robert concluyó su regata en la Isla. Como merece un campeón, Benítez Núñez fue bien recibido en su tierra y durante varios días disfruta de merecidas vacaciones, que no lo eximen de compartir unas palabras con el Victoria.

“Formar parte del equipo nacional ha sido una experiencia fabulosa, desde que me integré al bote k-4 los muchachos me acogieron de la mejor manera, me animaron mucho al verme entrenar y me expresaron la confianza de que podíamos lograr el resultado en la competencia.

“Desde el inicio siempre me enfoqué en integrar la nómina que participaría en los Juegos de Barranquilla que era la primera competencia internacional. Me propuse ese objetivo y en cada entrenamiento me entregué al máximo, al final no conseguimos alcanzar la medalla de oro, estuvimos solo a 300 milésimas, pero algunas dificultades al final de la regata de acoplamiento atentaron contra nosotros. No obstante, pude obtener una medalla para Cuba, para el pueblo de la Isla y para mí.

Foto: Yuniesky La Rosa Pérez

“Al regresar de Colombia de inmediato nos centramos en el próximo objetivo que fue el clasificatorio para los Panamericanos de Lima, llegamos con poco tiempo para la preparación, solo seis semanas y tuvimos que ajustar y retomar la intensidad, además uno de nuestros integrantes más experimentados se acogió al retiro por lo que comenzamos a trabajar con un nuevo cayacista, el propósito era solo clasificar y ya a partir de ahí entonces nos propondremos las metas para Perú”.

Debido a la participación de naciones como Estados Unidos, Argentina, Brasil, Chile, los propios anfitriones que son rivales muy fuertes en el área panamericana, la justa canadiense fue más fuerte que los centroamericanos, no obstante, todo salió según lo planeado, Robert consiguió el boleto en el k4-500 y en el k2-1000 metros.

“El pronóstico para Lima es mantener el oro en el k4 que es el resultado que Cuba logró. Resta enfocarnos en eso, dar el máximo todos los atletas que intervendremos en la competición y regalarles al pueblo y a la familia del canotaje el título en ese evento para además contribuir con el medallero en general y demostrar que si se puede”.

De lo que está por venir antes de Lima, nos contó que ya el 14 de octubre retorna a los entrenamientos, participará después en la Copa Cerro Pelado, un evento que año tras año les aporta en la preparación para las futuras justas internacionales.

“A finales de enero tenemos una base de entrenamiento en Villa Clara en el hotel Hanabanilla que nos ayuda a partir de que mejoramos las condiciones de vida, la alimentación, entrenamos con más comodidad y la relación trabajo-descanso, luego viene la base de entrenamiento de altura que debe ser en mayo y de ahí para los Panamericanos”.

Aunque está de vacaciones Robert entrena por estos días para no incorporarse en cero y lograr un buen resultado en la copa Cerro Pelado donde pretende estar entre los tres primeros. Antes de concluir envió un saludo al pueblo pinero y un agradecimiento especial a todos los que lo recibieron tras su retorno a casa.

Canotaje Deporte Otras de la Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *