Las medallas de una clase inolvidable

Foto: Diego Rodríguez Molina

En Isla de la Juventud los combatientes internacionalistas recibieron la Medalla conmemorativa 60 Aniversario de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de manos de niños y jóvenes

Combatientes internacionalistas en la Isla de la Juventud recibieron la Medalla conmemorativa 60 Aniversario de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, otorgada por el Consejo de Estado, en actos solemnes realizados en escuelas de sus comunidades y junto a familiares, niños y jóvenes.

Pioneros de esos planteles colocaron esa condecoración en los pechos de hombres y mujeres que cumplieron misiones solidarias y de paz junto a pueblos hermanos agredidos, les dedicaron poesías, décimas, canciones, danzas, entre otras expresiones de admiración, y les agradecieron ese legado a las nuevas generaciones.

En el patriótico encuentro que tuvo lugar en el centro educacional Enrique Hart Dávalos en Nueva Gerona, por iniciativa de uno de los laureados se dedicó un minuto de silencio a los caídos en otras tierras representando a la patria y la integrante del Buró Ejecutivo del Comité Municipal del Partido Zunilda García Garcés felicitó a los protagonistas de esas batallas.

Luego de afirmar que ellos al igual que los soldados de otras gestas y etapas son merecedores de eterno reconocimiento, la joven dirigente significó el alerta del General de Ejército Raúl Castro cuando semanas atrás recordó que el complejo escenario internacional ratifica la total vigencia de lo expresado por el Comandante en Jefe en 1975 al sentenciar que “mientras exista el imperialismo, el Partido, el Estado y el pueblo les prestarán a los servicios de la defensa la máxima atención. La guardia revolucionaria no se descuidará jamás”.

Entre los condecorados estaba Amaury Velazco Santiesteban, participante en varias operaciones en defensa de la soberanía de Angola, pero “orgulloso casi tres décadas después por el deber cumplido y ver en buenas manos el futuro de la Revolución”.

Con el mismo optimismo retornaron a casa o a sus habituales labores, con el brillo de las medallas en los ojos y las hazañas aún latiendo en sus pechos erguidos de guerreros de la paz.

Volvieron desafiando la lluvia como la que en las batallas contra los invasores jamás lo hicieron retroceder, mientras los niños y adolescentes los seguían contemplando como héroes de carne y hueso que, sin proponérselo, acababan de ofrecerles una clase inolvidable de heroísmo, modestia, fidelidad y firmeza.

Lasceremonias, organizadas por la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana y dedicadas a los aniversarios 63 de la excarcelación de Fidel de Presidio y al 123 aniversario de las caída en combate de José Martí,devinieron momentos en que pineros de varias generaciones patentizaron su compromiso con esos hombres que hoy guían la lucha de todo un pueblo empeñado en ganar la guerra quea pensamiento se nos hace, parafraseando al Apóstol.

Foto: Diego Rodríguez Molina
Foto: Diego Rodríguez Molina
Foto: Diego Rodríguez Molina

 

 

 

Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *