Lanzadores Piratas se ponen a punto

Integrantes del staff practican la asistencia del pícher a primera, uno de los detalles del abc del béisbol. Foto: Yesmani Vega Ávalos

Para nadie es un secreto que el picheo posee una elevadísima incidencia en el triunfo de un equipo en un juego de pelota. Según los avezados en el béisbol representa el 70 por ciento y está claro que para poder aspirar a resultados satisfactorios en cualquier campeonato es imprescindible disponer de un cuerpo de tiradores sólido, bien preparado y capaz de poner fuera de circulación las toleterías rivales.

Cuando restan pocas jornadas para el arranque de la 60 Serie Nacional de Béisbol (SNB), conscientes de la importancia de su labor para las pretensiones de la escuadra de clasificar a la postemporada, el staff de lanzadores de los Piratas de la Isla de la Juventud ultima detalles en su preparación.

Jorge Smith, entrenador principal de picheo de los Piratas. Foto: Yesmani Vega Ávalos

En el estadio Cristóbal Labra, feudo de los filibusteros, se puede apreciar jornada tras jornada a los encargados de contener a las jerarquías ofensivas contrarias seguir al pie de la letra las indicaciones de Jorge Smith Díaz, entrenador principal de picheo del plantel.

Precisamente Smith Díaz nos confirmó que el cuerpo local de serpentineros está ahora en perfecto estado físico: “Nos enmarcamos en el inicio de la preparación en el fortalecimiento del brazo de los lanzadores para garantizar el dominio de los diferentes lanzamientos y mejorar el control, arma principal de los pícheres.

“Tenemos un grupo con muchas condiciones y varias figuras jóvenes que con el tiempo irán adquiriendo la experiencia. Pedimos confianza, pues a pesar de la juventud lucharemos; sobran los deseos de hacer las cosas bien y aportar el granito de arena en aras de la victoria”.

Sobresalen dentro del conjunto los zurdos Wílber Pérez y Yunier Gamboa, ambos monticulistas de experiencia que, según el entrenador, se han venido preparando bien y pueden ayudar a la causa. Respecto a Miguel Ángel Lastra, figura fundamental en el staff, poco a poco se ha ido incorporando a los entrenamientos, pues su participación estuvo afectada por la demora de los resultados de una prueba para descartar la presencia de COVID-19. Destacó al atleta juvenil Kendry Hernández, exponente de la lomita con perspectivas incluso a instancia  nacional.

Acerca de otros tópicos se refirió a un elemento que los laceró  sobremanera en la contienda anterior: “Hicimos un análisis cuando terminamos el certamen anterior y detectamos un punto que nos perjudicó bastante, el cuidado de los corredores en segunda base.

“Si descuidamos a ese corredor la novena contraria, con solo conectar un sencillo, nos anota la carrera con facilidad y en ese aspecto unido al perfeccionamiento del control de los lanzamientos, hemos estado trabajando.

“También comparamos las dos últimas SNB y nuestros lanzadores experimentaron una mejoría notable, pues en la 59 edición de los clásicos cubanos otorgaron 41 bases por bolas menos que en la versión 58. Si logramos continuar reduciendo los boletos serían menos hombres en circulación y por ende disminuirán las carreras que nos anotarían.

“En este momento laboramos con énfasis en las tareas técnicas, practicando la asistencia del pícher a primera, a home, los fildeos de rollings y de toques, esos detalles que delimitan lo que es el llamado juego pequeño”.

Para concluir habló sobre la estructuración del staff, en el cual descollan como posibles abridores Yunier Gamboa, Jonathan Carbó, Franklyn Quintana, así como la necesidad de encontrar un sustituto de garantías para la función de cerrador ante la baja de Danny Aguilera, taponero del plantel en los últimos años.

(*) Colaborador

Deporte Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *