La voluntad también aporta

Este año, ante la constancia de las lluvias, las obstrucciones de las redes hidrosanitarias se han vuelto muy regulares y con ellas la incomodidad de los pineros ha ido también en aumento.

Decir que no siempre se resuelven con la premura necesaria resultaría casi redundante, pero a pesar de las adversas condiciones climáticas y las dificultades con el equipamiento, la brigada de reparación y mantenimiento de la UEB Acueducto y Alcantarillado ha puesto todo su empeño en dar solución a estas problemáticas.

Si bien en septiembre buena parte de las calles de la Isla estaban cubiertas de aguas albañales, esta no es la realidad que hoy se aprecia.

Aprovechando cada vestigio de luz solar el colectivo de esta unidad –subordinada a la delegación de Recursos Hidráulicos– ha logrado erradicar varias obstrucciones y mitigar su impacto como focos contaminantes y criaderos de vectores.

Estas labores más visibles en Nueva Gerona, también se llevan a cabo en poblados como La Fe, Juan Delio Chacón y La Victoria, donde las afectaciones son significativas.

Y sí, aunque aún no es suficiente, es válido reconocer el esfuerzo de los trabajadores que se desempeñan en estos menesteres, pues  el equipo empleado para las desobstrucciones no está en las mejores condiciones y en ocasiones hace falta apelar al ingenio y aplicar variantes para su funcionamiento.

A estas alturas usted tal vez se pregunte cuál es la intención de este comentario y con gusto le explico. Para muchos resulta sencillo culpar a una entidad X o a un directivo Y por las cosas mal hechas sin tener en cuenta que a veces resolver un problema no es tan fácil como coser y cantar.

En el caso de las obstrucciones, las quejas y los planteamientos de la población son positivos si visibilizan una situación existente y con ello encaminan su solución, sin embargo, demeritar el trabajo de un colectivo o achacar falta de competencia son temas diferentes.

Hay quienes se me han acercado con esta visión, y les he recordado que hace dos meses fue necesario el apoyo de una brigada capitalina para estabilizar la situación del desbordamiento de aguas albañales porque aquí no se contaba con los medios para ello.

Afortunadamente revertir esto y lograr una sostenibilidad en las labores de limpieza y saneamiento de alcantarillas es una meta que poco a poco se va logrando.

Que la logística no acompañe en todo momento por falta de recursos no es una novedad ni un asunto que vaya a cambiar de la noche a la mañana, pues la guerra económica impuesta por el gobierno norteamericano afecta a todos los sectores y este no escapa, pero la voluntad de los operarios de Acueducto por garantizar el mejor funcionamiento posible de las redes, y con esto la satisfacción del pueblo, es una constante, en ello va su aporte al desarrollo de la Isla.

Isla de la Juventud Opinión
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

2 Replies to “La voluntad también aporta

  1. Buenos días, no se trata como usted dice culpar a la Empresa INRH es su responsabilidad, por los problemas que zufrimos pasando meses con la fosa tupida y saliendo por la ducha el agua albañal, en dos meses nunca nadie nos visitó y eso no tiene que ver con dificultades técnicas, sin embargo cuando visité por segunda vez al CAM al otro día fueron varios, eso le demuestra que si podían ir a ver que sucedía, recuerde que usted debe estar al lado del pueblo y no justificar a las empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *