La Universidad debe vestirse de pueblo (Fotos)

La Habana, Cuba. – Cuando los alfabetizadores de las Brigadas Conrado Benítez se reunieron con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, en la Plaza de la Revolución, aquel 22 de diciembre de 1961, expresaron: Fidel, dinos que otra cosa tenemos que hacer, y él respondió: estudiar, estudiar y estudiar.

Así rememora el exministro de Educación, Juan Vela Valdés, sus tiempos de estudiante, en ocasión de celebrase el aniversario 294 de la fundación de la Universidad de La Habana.

Al hablar de la casa de altos estudios siente una profunda emoción, y lo dice como el joven que fue y que soñó una vez con que sus pasos lo guiaran a la cima de la escalinata.

Con el triunfo revolucionario esos sueños se hicieron realidad, y en las aulas universitarias aprendió a ser un soldado de la Patria, un participante activo de la sociedad que se comenzaba a edificar.

Continuará defender la Patria desde las aulas

En los años 60, las universidades estaban inmersas en reformas. Los estudiantes defendían al país de las tempranas agresiones orquestadas desde Washington y participaban en las tareas de desarrollo económico y social, explica Juan Vela Valdés.

El exministro de Educación destacó la labor del líder de la Revolución, Fidel Castro Ruz, en la atención a los estudiantes.

Se interesaba por los estudios, por la alimentación, realizaba trabajos voluntarios con nosotros, y mantenía conversaciones en las aulas, recuerda. Gracias a las ideas del Comandante en Jefe se crearon las residencias universitarias para facilitar a los hijos de obreros y campesinos el acceso a la universidad.

También se implementaron préstamos estudiantiles y se crearon comedores para que ningún alumno tuviera que renunciar a su sueño universitario.

Dignos herederos de Mella y Fidel

El objetivo del Comandante en Jefe era darle a la Universidad un peso creciente en la búsqueda del conocimiento y de nuevas formas de participación social, afirmó el ex Ministro de Educación Superior, Juan Vela Valdés.

Destacó que desde los primeros años de la Revolución, las ideas de Fidel se han multiplicado en el impulso a la investigación científica desde las aulas.

Resaltó Vela Valdés la labor de profesionales y estudiantes de la Universidad, que aportaron sus conocimientos y su fuerza de trabajo a la lucha contra la COVID-19, en centros de aislamiento, en la creación de las vacunas y en el apoyo al protocolo de enfrentamiento al virus.

La Revolución cubana siempre podrá confiar en los universitarios, porque son dignos herederos del legado de Mella y de Fidel, exaltó el funcionario.

Otros artículos del autor:

Educación
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Skip to content