La tenacidad de Yaritza Parrado

Yaritza Parrado es un ejemplo de entrega al deporte. Foto del autor
Yaritza Parrado es un ejemplo de entrega al deporte. Foto: Freddy Pérez Cabrera

VILLA CLARA.–Yaritza Parrado Fernández atesora dos medallas de oro y dos de plata ganadas en las pasadas Olimpiadas Especiales de Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos.

La proeza de esta pesista de los 48 kg le propició a nuestro país sus primeras preseas en ese certamen multideportivo, que reunió a cerca de 7 500 atletas de más de 190 países, un resultado que confirmó la atención que reciben los niños y jóvenes cubanos con algún tipo de discapacidad.
Granma fue al encuentro de Yaritza en su natal Caibarién, donde están sus orígenes, los entrenadores, la familia y los amigos.

–¿Cómo llegas a las pesas?

–No comencé en esa especialidad, sino en el tenis, en el que representé a Cuba en la anterior Olimpiada celebrada en República Dominicana, donde obtuve dos medallas de plata y una de bronce. A las pesas llegué a partir de la observación de mis entrenadores, quienes vieron en mí a una deportista de fuerza, que podía dar más en esa disciplina.

–¿Quién te descubrió como deportista?

–Fue Roberto Perdomo, profesor de la Escuela de Enseñanza Especial Carlos Cuello, quien me embulló para que practicara algún deporte. Yo tenía 15 años, por eso lo primero que hizo fue hablar con mis padres, tras cuya aprobación comenzó a prepararme con esmero.
Recuerdo que siempre decía: ¡Dale Yaritza, que tú vas a llegar lejos!

–¿Qué sucedió el primer día cuando te enfrentaste a las pesas?

–La primera vez que subí un peso, me fui de boca contra el piso y sangré. Pero no cogí miedo, de eso nada, agarré una toalla, limpié mis labios y seguí practicando. Aquello le gustó al entrenador, que a partir de entonces puso mayor empeño en mí.

–¿En cuántas sesiones entrenas?

–Practico todos los días, puede ser en una o dos sesiones, en dependencia de las competencias que tenga. En eso el profesor Alieska León, mi actual entrenador, es exigente. Él tuvo mucho que ver con los resultados en la última Olimpiada, gracias a la preparación que hicimos.

–Dice tu mamá que ganaste en Abu Dhabi por lo voluntariosa que eres. ¿Es cierto?

–Ella me conoce mejor que nadie, así que si lo dice debe ser verdad. En la Olimpiada había una competidora de la India que iba de favorita, porque pesaba más que yo. Sin embargo, dije, estas medallas van para Cuba, y así fue.

–¿Qué sentiste al ver que izaban tu bandera?

–Pensé en mi mamá Ania, a quien tanto debo; en Cuba y en mi gente de Caibarién. Esos son momentos inolvidables que te marcan para toda la vida.

–¿Tu próxima meta?

–Seguir preparándome con la mira puesta en la próxima Olimpiada Especial. Allí trataré de poner bien en alto el nombre de Cuba.

Cuba Deporte
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *