La Patria tiene quien la defienda

Tomada de Internet

“Tú eres la hija de una enfermera y un toca botones de la planta eléctrica”, solía decirme –en jarana– uno de mis tíos cada vez que la economía familiar no daba para algún capricho infantil.

La realidad es que muy pocas veces había o hay para antojos y lujos, siendo yo una hija –además de mis padres– del período especial en su tiempo y sin tarjetas de MLC en la actualidad, sin embargo, nunca me ha faltado lo esencial, alimentos, salud, educación y la tranquilidad de saber a mi familia libre de caminar sin temor por las calles de la ciudad.

No suelo tapar el sol con un dedo, quienes me conocen llegan incluso a pensar que a veces soy hipercrítica con algunos errores de nuestro sistema, porque los tiene, y ser parte de la “prensa oficialista” no me ha cegado de realidades contrastantes y verdades a medias que en ocasiones cuesta reconocer.

El bloqueo existe, y él es culpable de muchas de nuestras carencias y vicisitudes, pero también hay ineficiencias, apatías, triunfalismos y malas gestiones en los distintos niveles, como mismo en cualquier otro rincón del planeta, solo que las nuestras tienden a magnificarse respondiendo a intereses nada inofensivos.

Cuando el presidente Díaz-Canel dijo en respuesta a los disturbios de este domingo que la orden de combate estaba dada y la calle era de los revolucionarios, no leí entre líneas un discurso de cubanos contra cubanos como algunos pregonan ahora por redes sociales y sí el llamado a la defensa de nuestras conquistas porque, perfectibles aún, son nuestras y costaron sangre, sudor y lágrimas por más de 60 años.

No dudo que muchos de quienes salieron a las calles a protestar tuvieron como motor impulsor al cansancio, la pandemia, la escases; otros sencillamente siguieron el guion preconcebido de quienes construyen narrativas sutiles desde el universo del Internet y avivan el fuego desde lugares seguros.

Insultos, vandalismo y agresiones no han sido ni serán nunca muestras de pacifismo, por tanto no me convence la historia que quieren vender en la cual solo buscaban ser escuchados, hacer valer sus “derechos”.

Esos que hoy dicen que en Cuba el presidente convoca al enfrentamiento entre el pueblo son algunos de los que levantaron sus manos para lanzar pedruscos contra los policías, ¿acaso por cumplir con su trabajo no son ellos también parte del pueblo cubano? ¿No tienen una familia que los espera en casa?

Son, además, los que piden una intervención humanitaria sin pensar que los misiles y las bombas por las que tanto abogan no vienen con nombres y apellidos.

Mientras tanto, el motivo que para los ingenuos generó toda esta campaña, la crisis sanitaria del país y en especial de la provincia Matanzas, quedó relegada a un segundo plano porque ya cumplió su cometido.

Mi país no es perfecto y en la construcción de una sociedad más justa a veces se comenten pifias, pero me quedo con los de las ganas de hacer, los que aún tienen el acopiar donaciones y salvar vidas en Matanzas –donde sea necesario– como prioridad.

La Patria no es algo que se regale ni se subaste al mejor postor, los hombres y las mujeres de familias trabajadoras como la mía lo saben, con ellos se cuenta para defender la independencia.

Isla de la Juventud Opinión Revolución cubana
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

One Reply to “La Patria tiene quien la defienda

  1. Estoy de acuerdo Contigo muy buen articulo .es verdad Cuba tiene muchas dificultades y hay muchas cosas q arreglar pero q no vegan con El cuento de venderme El capitalismo Como si fuera El mejor sistema del Mundo, Los cubanos tenemos q unirnos buscarle soluzione a Los problemas nosotros mismo por q imperio americano quiere ver a cuba fracasada ,hundida y q pase lo del 11 de Julio . No Podemos darle espacio al odio por q con violencia no se resuelve nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *