La otra ruta de Camiones Isla

Este colectivo es el único que aquí utiliza la alternativa del regrabe de neumáticos para alargar su vida útil.
La primera imagen al visitante la da el espacioso y limpio parqueo. Foto: Yoandris Delgado Matos

A la entrada de Nueva Gerona, y antes de llegar a la Planta Eléctrica, radica la Unidad Empresarial de Base (UEB) Camiones Isla, perteneciente a la Empresa de Carga por Camiones (Emcarga). Junto a las oficinas está un espacioso parqueo muy limpio y organizado, como pudimos ver a primera hora de la mañana, en reciente visita.

Yusenia, directora en funciones de la UEB Camiones Isla.
Foto: Yoandris Delgado Matos

Allí nos atendió Yusenia Ibáñez Cobas, sustituta de un director competente, Rolando Serrano Quesada –con siete años de experiencia en el sector– quien, debido a sus buenos resultados aquí, se encuentra en Güines, brindando asesoramiento técnico.

“Nuestra misión –precisó Yusenia– es prestar servicios de transportación de carga por carreteras, en sus diferentes modalidades en todo el territorio nacional, a personas jurídicas y naturales, con profesionalidad  y eficiencia”.

Y lo logran al resultar  sede del Día del Trabajador del Transporte, y se les otorgó la condición de Colectivo Destacado Nacional 2019.Ya antes, en 2018 fueron Colectivo Vanguardia Nacional, y en este 2020 ya presentaron los avales para ratificar tal categoría, lo cual implica, entre otros parámetros, no haber tenido actividad delictiva ni otras violaciones.

En Camiones Isla hay un colectivo de primera línea integrado por 61 trabajadores, con una dirección segura, firme, que ha sabido compulsarlos para cumplir mejor su encomienda y se preocupa por su bienestar.

CON PAPÁ MUY LEJOS Y EXPUESTO A LA COVID

Seguimos manejando en La Habana que no se ha quitado de arriba a la Covid-19”, manifiesta Ernesto Rivero. Foto: Yoandris Delgado Matos

“Durante la etapa más fuerte de la pandemia –cuenta el experimentado chofer Ernesto Rivero Plasencia– estuve en el Mariel, repartiendo culeros desechables por las distintas provincias. Manejaba unas ocho o nueve horas diarias, siempre solo, sin acompañante y dormía donde me cogiera la noche”.

Acá quedaban la esposa y la hija… con papá muy lejos, siempre expuesto al mortal coronavirus.

“¿Una anécdota? –sonríe–. Pudieran ser muchas… Se me trancó una goma en Villa Clara. Estuve seis horas orillado en la carretera y me lastimé un dedo de la mano con la mandarria… antes de lograr destrabarla. Era de noche… con carga que es lo más riesgoso y complicado de todo”.

Gana según los viajes y el tonelaje de la carga transportada entre 700 y algo más de 1 000 pesos al mes.

No son solo las mil anécdotas de camino, la lucha de estos choferes es como de zapadores que continúan su propia guerra cuando los demás soldados ya están a la vuelta de la batalla.

“A pesar de cuidarme lo más posible, de disponer de los medios de seguridad y protección para nuestra salud e integridad, además de los productos de higiene para la desinfección en el combate contra la  COVID-19… cuando estás de regreso…a pincharte y…  ¡directo para el aislamiento!… hasta que lleguen los resultados de la prueba…”.

Lo abrazo. Me resuenan en la médula los versos que canta el grande Vicente Fernández… ¡Soy el Chofer!: “Manejaré la noche hasta el amanecer/ tiempo ni hay/ para perder/ Tengo un buen tramo del país que recorrer”.

¿CÓMO ALARGAN LA VIDA DE LOS NEUMÁTICOS?

Las carreteras de la Isla son las más caras del mundo. En ninguna otra parte, ni en el país más rico, se compactan las vías utilizando gravilla de mármol. Cierto que las nuestras resultan más bonitas, chisporroteantes… pero también son muy abrasivas y acaban con los neumáticos.

Es como si compráramos un neumático nuevo”, asegura Yudisley respecto a la alternativa empleada con el material rodante. Foto: Yoandris Delgado Matos

Y en la Empresa están empeñados en hacer durar más los medios. Usan el regrabe, lo explica Yudisley  Sosa Pérez, técnica en

Neumáticos y cámara: “Con una regrabadora se profundiza el calado original, el dibujo de la superficie rodante, para prolongar la vida al recurso”.

Se realiza el regrabe a mano, con una maquinilla eléctrica poco más grande que las de pelar en cualquier barbería. La cuchilla, similar a las hojas de afeitar, es solo un poco más gruesa.

“El neumático nuevo debe recorrer 30 000 kilómetros (km). Cuando llega a ese término aplicamos esta mejora, con ello le damos otros 30-35 000 km; ¡resulta como si hubiéramos comprado un neumático nuevo! Y lo preferimos al recape, que requiere hacerse en La Habana u Holguín con mayores gastos”.

Además, el regrabe permite aprovechar más las gomas y redunda en la eficiencia.

SECRETOS DE SU EFICACIA

“Según nuestra experiencia es algo que debería generalizarse a las demás entidades del sector”, concluye la Técnica.

Es como si compráramos un neumático nuevo”, asegura Yudisley respecto a la alternativa empleada con el material rodante. Foto: Yoandris Delgado Matos

Así utilizan avanzadas técnicas e incluso buscan soluciones con sus innovadores y racionalizadores para sustituir la importación de cuchillas destinadas al referido proceso, a cargo de Yunier  Bandera Rodríguez, incansable en esa agotadora faena del regrabe.

Este es apenas uno de los más recientes pilares de su favorable gestión económica, que igualmente alcanza loables resultados en la disponibilidad técnica: con 25 de sus 30 camiones en condiciones óptimas (83,6 por ciento), mientras los restantes cinco están en proceso de venta a organismos del territorio.

Según informa Ibáñez  Cobas, el costo por peso invertido ha disminuido de 0,78 planificado a 0,53, hasta el cierre de julio del 2020, lo cual redunda en un superior nivel de utilidades (277 por ciento de lo previsto en el año) que favorece el ingreso de los trabajadores.

No son cifras aisladas sino exponentes de la eficiencia con que mueven en la Isla toda la carga requerida para garantizar la canasta familiar normada cada mes hasta el más apartado asentamiento poblacional, y la variada mercancía que entra o sale del Municipio.

Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *