La llama de Manuel Ascunce no se apagará

maria-angeles-1La joven María de los Ángeles Rodríguez Guerra, de primer año de la especialidad Marxismo e Historia, en la Universidad de Ciencias Pedagógicas Carlos Manuel de Céspedes, manifiesta orgullo por haberse inclinado por el magisterio.

 

Maria-de-los-Angeles

                 Foto: Arturo Enamorado López

La joven María de los Ángeles Rodríguez Guerra, de primer año de la especialidad Marxismo e Historia, en la Universidad de Ciencias Pedagógicas Carlos Manuel de Céspedes, manifiesta orgullo por haberse inclinado por el magisterio.

Según confesó, este 19 de mayo, cuando se celebra en toda Cuba el aniversario 40 de la creación del Destacamento Pedagógico Manuel Ascunce Domenech, alzará su voz para patentizar que la llama de aquel alfabetizador no se apagará nunca mientras haya muchos como ella que vean en el arte de enseñar una profesión de infinito amor.

“Abrazaré con interés el pensamiento de Marx, Engels y Lenin como una guía certera a la hora de interpretar los complejos fenómenos del siglo XXl”, destacó esta muchacha que no rebasa aún los 19 años y ya habla de retos profesionales que le permitan conocer mejor, valorar y transformar la realidad actual, partiendo del sistema de leyes y principios de la dialéctica.

Subrayó, además, que será una profesional portadora de ternura, afecto, comprensión, tolerancia, ecuanimidad, sensibilidad, equidad, optimismo y dignidad personal y pedagógica, lo cual equilibrará con una efectiva comunicación que propicie las mejores relaciones impersonales entre los estudiantes, la familia y la comunidad.

“Añoro el día en que me llamen maestra, no sé si podré aguantar las emociones.”

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}