La Isla va bien en pos de la vida

Foto: Internet

“Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre”. Así profetizaba nuestro Comandante en Jefe Fidel hace 15 años y la realidad hoy es más apremiante y aterradora de lo que todavía somos capaces de comprender.

En reciente visita al Municipio, la viceministra del Ministerio de Ciencias, Tecnología y Medio Ambiente (Citma), América Santos Rivera, expuso una serie de datos que sirven como antecedentes a la Tarea Vida aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 25 de abril.

A cargo del Citma y con la participación de otras entidades y organismos de la Administración Central del Estado desde el 2007 se realiza en Cuba un Macroproyecto sobre peligros, vulnerabilidades y riesgos que ha arrojado resultados muy desalentadores, explicó.

“Tenemos que estar conscientes del ascenso de la temperatura, con un promedio anual de 0,9 grados centígrados y aunque no parezca mucho, sí afecta de manera directa en el incremento de la sequía y en la variabilidad e intensidad de la actividad ciclónica.

“Resulta preocupante, también, el aumento del nivel del mar, que según las proyecciones puede alcanzar hasta 27 centímetros en el 2050 y 85 en el 2100, lo que dejaría un saldo de 20 asentamientos costeros completamente arrasados y la pérdida de una buena parte de la superficie emergida del país en estas áreas”.

La directiva mencionó, además, la erosión de las playas, la acidificación de los mares, el blanqueo de corales y la infertilidad de cerca de un 70 por ciento de los suelos como otros de los resultados obtenidos con el estudio, lo cual limita en gran medida los servicios que estos ecosistemas nos ofrecen.

Con respecto al trabajo que en la Isla se realiza, teniendo siempre como premisas preservar la vida de las personas, la seguridad física y alimentaria y el desarrollo del turismo, Santos Rivera expresó sentirse complacida y evaluó de bien las labores, pues constató lo correctamente identificadas que se encuentran las debilidades y fortalezas del territorio.

La delegación Territorial del Citma aquí tiene entre sus principales objetivos, contemplados en la estrategia de trabajo hasta el 2020, la disminución y eliminación de los problemas ambientales que más nos afectan: la degradación de los suelos, la contaminación, la pérdida de la diversidad biológica, el deterioro de las condiciones higiénico sanitarias en asentamientos poblacionales y el impacto del cambio climático.

A modo de conclusión de su visita la Viceministra instó a aplicar una mayor dimensión ambiental a nuestro desarrollo económico y a ver en la Tarea Vida: Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático, un compromiso de accionar de las generaciones presentes y una responsabilidad mayor para con las futuras y, en especial, con nuestro planeta.

Isla de la Juventud Medio Ambiente
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores: