La Isla se levanta en Danny

Danny01-pUno de los principios del béisbol moderno pone a los lanzadores relevistas en un lugar importante dentro del equipo; sin embargo, es difícil que la afición lo vea como tal.

 

Danny01-p

Uno de los principios del béisbol moderno pone a los lanzadores relevistas en un lugar importante dentro del equipo; sin embargo, es difícil que la afición lo vea como tal.

Sigue siendo el batazo grande, el fildeo acrobático, lo que arrastra la atención del público y aquello que arranca las emociones de las gradas;  es que aún el arte del pitcheo no logra “enamorar” a quienes van de manera asidua al estadio.

Danny Aguilera, lanzador relevista pinero, es hoy uno de los máximos exponentes de esta labor, tan sacrificada como otras, pero que en muy pocas ocasiones no es considerada con la importancia, sobre todo, a la hora de conformar un equipo Cuba.

Con una temporada de ensueño y diez años entregados a este trabajo, Danny ha logrado incluirse en una nómina antillana, en este caso la que el próximo sábado iniciará una serie de cinco partidos de confrontación ante su similar de Nicaragua en tierras foráneas.

Lo alcanzado por él en esta campaña fue memorable, igualó el récord de juegos salvados con 27, en poder del cienfueguero Duniel Ibarra, además ganó tres juegos y con ellos sumó 30 victorias; si vemos que su elenco alcanzó 39 sonrisas podemos ver cuán importante fue su accionar desde el box para el conjunto.

Sin embargo, cada indicador aumenta el valor del trabajo de este atleta, de las 36 veces en que subió al montículo en 32, fue con el choque a su favor y solo dos veces perdió la ventaja.

Los contrarios solo le batearon para 250 de average, le conectaron 62 imparables en 70 entradas y dos tercios, en ese lapso solo toleró 17  carreras limpias y su promedio fue de 2,17.

De igual manera el control fue, también, una de sus armas, los 24 boletos que otorgó le hicieron promediar 0,3 por cada inning y alcanzó a ponchar a 43 hombres.

Ha sido para él la mejor de sus campañas, y ya se acerca al centenar de rescates cuando tomó parte en su décima temporada, tendrá ahora la misión de representar a Cuba ante un elenco nicaragüense que busca ponerse a tope de cara a la fase eliminatoria para el tercer Clásico Mundial de Béisbol.

Serán cinco juegos, de seguro en más de una ocasión se precisará  utilizar a un lanzador relevista, esperemos entonces que sea Danny y como en muchas ocasiones, salve el juego.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}