La informatización llega al agricultor

Ilustración: Osmany Castro Benítez

La UEB Eicma Isla de la Juventud es líder en el uso y apropiación de las tecnologías de la información y la comunicación en el renglón agrícola

 

La agricultura, sector clave de la economía cubana, no queda fuera de los programas nacionales de informatización. El Ministerio de la Agricultura (Minag), desde el 2008 está provisto por los más novedosos sistemas y servicios de comunicaciones, informática, ofimática y automática para el sector en el país, facilitados por su Empresa de Informática y Comunicaciones (Eicma).

Los pineros contamos con nuestra unidad empresarial de base (UEB), la cual funcionaba bajo otra denominación desde abril de 2001 y está adscrita a la entidad nacional. La UEB Eicma Isla de la Juventud, sobrecumplidora de su plan anual de 578 000 pesos en más de un 105 %, es líder en el uso y apropiación de las tecnologías de la información y la comunicación en el renglón agrícola, con vistas a su mayor desempeño como parte del Plan de Desarrollo Integral del territorio.

La empresa, galardonada el año anterior por sus resultados en la emulación socialista de carácter nacional, brinda también servicios a terceros y sostiene el objetivo de contribuir a la eficiencia en la gestión y dirección empresarial, lo cual asegura el crecimiento sostenido de la producción agropecuaria.

AUTOMATIZAR EL TRABAJO EN EL CAMPO

Eicma cuenta con una fortalecida línea de negocios, ofertada mayoritariamente en el Municipio, que comprende las aplicaciones informáticas: la ofimática, centrada en el mantenimiento y reparación de equipos de cómputo; la telemática, para el uso de la red privada virtual del ministerio; las comunicaciones, con la instalación de plantas de radio; la automática, prevista a desarrollarse, específicamente con la automatización de los sistemas de riego eléctrico de máquinas de Pivote Central.

De igual forma, se culminó el proceso de informatización de los registros públicos, una tarea asociada al Ministerio de Justicia, pero donde estuvo el aporte de la Eicma en la digitalización de los mismos en todas las dependencias del MINAG. En la Isla se implementan los registros de Control de Tierras y Tractores y del Servicio Forestal.

Como un claro ejemplo de cómo la empresa estatal socialista se posiciona como sujeto activo de la economía, esta entidad participa en el proceso de informatización de la sociedad que lleva a cabo el país, así lo dio a conocer Rolando Lawrence Contreras, director de la unidad empresarial aquí, cuando explicó: “Estamos imbuidos en este proceso y la Isla es privilegiada porque desde 2016 implementamos un proyecto de Infocomunicaciones, asignándosele medios de cómputo y comunicaciones a las bases productivas.”

Acotó Lawrence que cuentan con 75 clientes en el Municipio, sobresaliendo la Delegación del MINAG, la Empresa Agroindustrial, la Ganadera y la Logística Gelma. Cinco de las bases productivas del terruño tienen páginas web desarrolladas por la institución, en este momento en fase de rediseño, constituyendo un primer acercamiento al uso de las tecnologías en la promoción de sus objetivos, resultados, experiencias y asociados.

Las asociaciones campesinas cuentan, además, con el software Versat Sarasola 2.8, que permite la gestión y control económico, y con lo cual disminuye el tiempo de cierre de los procesos contables. En el consejo popular José Martí se encuentran dos de las mejores experiencias en este sentido, en la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Rodolfo Carballosa y la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBCP) Capitán Lawton; mientras que en las CCS José Martí y Grito de Baire se avanza paulatinamente.

SOLUCIONES INFORMÁTICAS A PIE DE SURCO

“A través de directrices, les explicamos el surgimiento de la herramienta y su utilidad. Al principio existe resistencia pues están acostumbrados al trabajo manual, pero luego los cooperativistas comprenden que el proceso que realizaban en tres días se reducen a tres minutos con el uso del software”, comentó Ailín Hechavarría Palacio, miembro del equipo de informáticos a cargo de la implementación de los servicios.

Asimismo, la ingeniera hizo referencia a la cartera de productos que se comercializan tanto para agricultores como directivos, donde destacan como productos líderes, en compañía del Versat, la Suite empresarial, con varios módulos para el trabajo con el capital humano, los planes de trabajo y las reuniones; Tratos, para la gestión de contratos y el Vina, que permite visualizar los inventarios e insumos en el sector.

El trabajo de Eicma a nivel nacional se perfecciona, muestra de ello fue la VI edición del Encuentro Técnico de Informática, Automática y Comunicaciones del MINAG. Una de sus delegados, Yunaisy Hechavarría Pita, especialista comercial de la UEB, declaró que el evento sirvió de apoyo y reconocimiento al trabajo territorial, el cual se enriquecerá con los convenios firmados y las aplicaciones creadas en otros lugares del país.

Sin dudas, esta es una unidad de avanzada, porque con sus trece trabajadores han logrado grandes resultados en el último quinquenio. La experiencia de la Isla es un proyecto piloto para posteriormente generalizar en cada rincón del país. Así, Eicma garantiza y humaniza el trabajo, buscando un mejor control y eficiencia, brindándole soluciones informáticas al agricultor pinero, inmerso también en la actualización de nuestro modelo económico.

(*) Colaborador

Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *