La Humanidad digna rechazará el Bloqueo

onuHoy será nuevamente un día glorioso y digno para todos los hombres y mujeres de buena voluntad en el mundo.

 

onu

Hoy será nuevamente un día glorioso y digno para todos los hombres y mujeres de buena voluntad en el mundo.

Tendrá lugar como cada año en las Naciones Unidas otra prueba de fuego para un imperio que cada vez se queda con menos argumentos para justificar una política que solo pretende matar a un pueblo por hambre y necesidades.

Cuba se erige de nuevo como el fiscal acusador de un genocidio repudiado por más de medio siglo por la inmensa mayoría de los países de la comunidad internacional.

Nuestro canciller, con el verbo valiente que caracteriza a los hijos de la mayor de las Antillas, hará valer el derecho soberano de la ínsula para denunciar una verdad que nadie puede ocultar.

Las pérdidas por esa perfidia actuación de la potencia imperial más grande de la Tierra, si bien ha entorpecido el desarrollo no han quebrantado la voluntad de los cubanos a ser libres e independientes y a obtener resultados sobresalientes a escala mundial en la educación y la salud de sus ciudadanos.

La solidaridad con la Isla de la Libertad ha sido y es factor determinante en un accionar que se abre paso a golpe de esfuerzos y sacrificios.

El bloqueo como hasta ahora no podrá opacar los sueños de miles de niños que aspiran a un mundo mejor, a pesar de las penurias para poder adquirir medicamentos, instrumentos musicales e intercambiar con los similares de los Estados Unidos.

Los científicos a los que no se les permite contactos académicos con profesionales norteamericanos, han demostrado inteligencia y dan una lección al mundo con medicamentos y procedimientos para el tratamiento de enfermedades que son flagelos mundiales y que en Cuba reciben esmerada atención.

En medio de la crisis económica y financiera que asola al mundo capitalista, Cuba implementa nuevas políticas de beneficio popular, las cuales posibilitarán perfeccionar cada día nuestro Socialismo.

Se quedarán solos otra vez, aislados por la comunidad que repudia sus actos de injerencia contra una nación que solo quiere emprender su propio camino.

Sus lacayos de siempre los acompañarán nuevamente y sumarán menos de los dedos de una mano para bochorno ante sus pueblos.

Cuba seguirá adelante, que a nadie le quepa duda y continuará siendo un ejemplo que irradia valentía y dignidad, esa que ni el más férreo de los bloqueos, vengan de donde vengan, podrá opacar.

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}