La escritura de Leonardo Padura: una estación de análisis

Padura,escritor, periodista, guionista cubano, Premio Princesa de Asturias 2015 y Nacional de Literatura 2012, visitó Madrid hace unos días, y en la sede del prestigioso Instituto Cervantes...
Padura ha sido un autor con una mirada poliédrica, muy incisiva sobre nuestra sociedad, sobre la sociedad cubana de los años ochenta hasta el presente. (Cubasí)

La escritura de Leonardo Padura, compilación de una veintena de textos de diversos autores sobre la obra del autor de El hombre que amaba los perros fue presentada en España recientemente.

Padura —escritor, periodista, guionista cubano, Premio Princesa de Asturias 2015 y Nacional de Literatura 2012— visitó Madrid hace unos días, y en la sede del prestigioso Instituto Cervantes, que dirige el poeta Luis García Montero, presentó La escritura…, volumen con el que se da inicio a una nueva colección editorial denominada Las Ínsulas Prometidas.

El libro, de 381 páginas, fue compilado de conjunto por el profesor norteamericano Stephen Silverstein y el ensayista, curador y crítico de arte cubano, doctor Rafael Acosta de Arriba, quien conversó en exclusiva para La Jiribilla.

“Fue una idea que, inicialmente, manejamos entre el profesor Stephen Silverstein, de la Universidad norteamericana de Baylor, en Texas, y yo. Un día, conversando sobre la obra de Leonardo Padura —ambos somos sus seguidores— nos fuimos embullando y entusiasmando con la perspectiva de armar un libro. Quisimos hacer una compilación de ensayos, más una entrevista que le realizamos entre ambos a Padura. Así nos lanzamos a la aventura. Convocamos a un grupo de intelectuales que son estudiosos de la obra paduriana —algunos de ellos profundos especialistas— y armamos este libro con veinte ensayos, además de la mencionada entrevista. Igualmente, incluye el discurso pronunciado por Padura al recibir el Premio Princesa de Asturias y una apretada síntesis biográfica, así como una bibliografía mínima. Es, sin duda alguna, el estudio más completo dedicado a su obra hasta el momento.

– ¿Cuáles de las facetas de la obra de Padura se incluyen en este libro?

– Se analiza la obra de Padura como narrador, como ensayista, como estudioso de la obra de Alejo Carpentier y de otros autores porque realmente su obra ensayística es tan importante como su narrativa. Incluye un ensayo de mi autoría que versa sobre su novela El hombre que amaba a los perros.


Portada de El hombre que amaba a los perros. (Tomada de Amazon)

– ¿Cuál es la utilidad que supone o puede tener este texto?

– La utilidad de este libro, creo, es que Padura es un escritor que ha tenido en los últimos años una presencia muy vigorosa en el escenario de la literatura internacional y es un autor que, por su impacto y repercusión, requiere de momentos de análisis. Después de presentada el año pasado su novela Como polvo en el viento, era necesario detenerse, hacer una estación de análisis: ese es, justamente, el objetivo y propósito de la compilación.

En el libro hay ensayos abarcadores de toda la obra de Padura desde sus primeras novelas —la serie de Mario Conde— hasta las más recientes. Pienso que, para los estudiosos y para la misma academia, este va a ser un libro realmente muy necesario. Tanto Stephen como yo, lo concebimos con esa perspectiva, es decir, que fuera un volumen de análisis integral, completo, panorámico sobre la obra y la escritura de Leonardo Padura.

“(…) Pienso que, para los estudiosos y para la misma academia, este va a ser un libro realmente muy necesario (…)”.

– Como ensayista que eres, ¿consideras que la obra de Padura necesita estudios mayores?

– Todo autor merece y necesita análisis sobre su trabajo. Para el mismo escritor que se analice su obra, es una referencia y también lo es para los lectores. Pienso que el libro va a ser útil en el sentido de razonar, escuchar las voces de diversos especialistas en relación con la obra de Padura: todos los escritores necesitan eso. Es, digamos, un proceso de volver hacia atrás, de repensar algunos libros, algunos enfoques. Puedo asegurar que todos los ensayos fueron hechos con mucho cuidado, con mucho respeto y con mucho interés por parte de los autores. Y la entrevista que nos concedió Padura, es muy interesante.

De hecho, esa conversación está publicada en el número 2, de 2020, de la Revista Biblioteca Nacional José Martí y decidimos darla a conocer allí porque en ese momento aún no teníamos una casa editorial que nos respaldara. Ambos coincidimos en que era importante que esas reflexiones de Padura se leyeran, que se dieran a conocer y pensamos que era vital que los lectores cubanos compartieran y conocieran esas ideas. Es un momento de reflexión de la obra paduriana.

“(…) Es un momento de reflexión de la obra paduriana”.

Los autores incluidos, en su mayoría, son cubanos, pero hay de otras nacionalidades, o sea, que es una mirada vasta, plural sobre la obra de Padura. No puedo dejar de decir que ha sido agónico el proceso de confección del libro debido a la pandemia. Tanto Stephen como yo hicimos lo necesario para que el libro pudiese ver la luz y en este sentido han sido muy importantes los esfuerzos realizados por el poeta Luis García Montero, actual presidente del Instituto Cervantes. Desde el mismo momento que logramos contactarlo, cuando ya no teníamos editorial a la cual recurrir para tener la posibilidad de que el libro se imprimiera, García Montero, inmediatamente, respondió de manera muy satisfactoria. Él ha sido una persona muy importante en la materialización de este texto.


Portada de Vientos de cuaresma, uno de los libros de la tetralogía de Mario Conde. (Tomada de Libromanual.com )

– Ya que estás cerca de Padura, ¿algún avance de lo que está escribiendo en estos momentos?

– En la entrevista que ya mencioné y que fue realizada el pasado año, Padura anuncia la novela que está escribiendo en estos momentos, creo que ya terminó una primera versión, aunque desconozco en qué momento de la edición estará el libro. Pero, según nos comentó, estaba enfocado en una novela en la que el personaje principal será el conocido proxeneta cubano Yarini, que fue un individuo con muchas sombras y algunas luces: es una historia cubana del siglo pasado y Padura utilizará a Yarini como pivote, como centro de la trama de la novela y su personaje fetiche, Mario Conde, aparece nuevamente en este libro.

Por otra parte, nos comentó que la novela El hombre que amaba los perros —que fue el título que definitivamente lo lanzó a la arena internacional, en el panorama fuerte de la literatura internacional—, había conversaciones en progreso para llevar a la pantalla grande la novela.

Es lo que te puedo adelantar por el momento, pero realmente la agenda de Padura —aun en medio de la pandemia— ha sido de una actividad muy intensa. Ahora mismo, en Madrid, tuvo una activa participación en la Feria de Libro. Su última novela está propuesta para dos premios internacionales de mucho prestigio: el Médicis, en Francia, y el Fémina, en Italia.

– ¿Cuáles son los mayores aportes de Padura a la literatura contemporánea cubana?

– Ha hecho aportes considerables. En primer lugar, renovó la novela policial cubana: su contribución a la novela negra ha sido extraordinario. No es lo mismo la novela negra cubana antes de Padura que después de él. Por otra parte, su novelística posee un hondo contenido sociológico. A veces es más fácil involucrarse con lo que sucede en la sociedad cubana por una novela de Padura que por ensayos de las ciencias sociales, que deben dar cuenta analítica de esas realidades. No es solamente la trama, la urdimbre del policiaco, sino que hay un estudio a fondo, una radiografía de zonas de la realidad cubana.

“(…) A veces es más fácil involucrarse con lo que sucede en la sociedad cubana por una novela de Padura que por ensayos de las ciencias sociales (…)”.

En ese sentido, Padura ha sido un autor con una mirada poliédrica, con una mirada muy incisiva sobre nuestra sociedad, sobre la sociedad cubana de los años ochenta hasta el presente y hay muchos tópicos, muchos problemas de nuestra realidad que son tratados con profundidad en sus libros: asuntos relacionados con la marginalidad, las migraciones, lo referente a género… Es una literatura que arroja luz sobre los problemas cotidianos de la realidad cubana.

Cultura
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *