La escalinata de mi infancia

Foto: Archivo

Mayo me remueve los recuerdos, retrocedo en el tiempo y me veo de pequeña, con dos motonetas y lazos grandes puestos por mamá encima de una lata de galletas, jugando con mis vecinitos de entonces por esa escalinata.

Siempre me pareció inmensa, por entonces descocía que su historia era mucho más colosal. Niñas y niños al fin tan solo disfrutábamos deslizarnos por sus barandas de mármol frío en las mañanas o caliente en las tardes por el ardiente sol sin temor a perder los dientes, tan solo nos resultaba divertido, a pesar de los incesantes regaños de los adultos.

Foto: Archivo

A este lugar que guardo entre los gratos recuerdos de mi infancia llegué como uno de esos regalos que la vida nos da y una de las casas se convirtió en la mía, en ese refugio familiar, el de tantos juegos, alegrías, travesuras y aprendizaje sin saber que antes ahí vivieron oficiales del antiguo penal.

Tenía ante mí a ese Presidio Modelo, el cual con el decursar de los años me supo a historia, sufrimiento, muerte, rebeldía, estudio, canto, patria, libertad…también a niños, sueños, como los que tuve en mi infancia y los que todavía tengo porque gracias a los jóvenes que descendieron un 15 de mayo de 1955 por aquella escalinata, la de mis juegos de niña, puedo soñar, volar…

Foto: Archivo
Salida de Fidel y demás moncadistas del Presidio Modelo. Foto: Archivo

65 Aniversario salida de Fidel y los moncadistas del presidio Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *