La COVID-19 es un asunto de toda Cuba

El ministro de Salud Pública actualizó los datos de la situación epidemiológica en el país. Foto: Estudios Revolución.

Este lunes siete provincias cubanas reportaron nuevos positivos a la COVID-19, que sumaron en su conjunto 42, en una jornada que la Organización Mundial de la Salud reconoció como la de más casos para un día en el mundo desde el inicio de la epidemia, con 307 930.

En ese escenario, caracterizado por rebrotes en muchos países, Cuba presenta la situación más tensa en La Habana y Ciego de Ávila, con 413 y 166 casos en los últimos quince días, respectivamente; aunque también se han reportado contagiados en ese mismo periodo de tiempo en Artemisa, Matanzas, Pinar del Río, Mayabeque, Sancti Spíritus, Cienfuegos, Camagüey y Holguín. Todo lo cual sigue ratificando que la epidemia es aún asunto de toda la nación.

Ese contexto nacional fue analizado en la reunión del Grupo Temporal de Trabajo — que encabezan el presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, el vicepresidente, Salvador Valdés Mesa, y el primer ministro, Manuel Marrero Cruz — donde el titular de Salud Pública, José Angel Portal Miranda, puntualizó que se mantienen ingresadas en hospitales 576 personas diagnosticadas con el SARS-CoV-2. De ellas, cinco presentan una situación de salud crítica y 12 están catalogadas como graves. El resto tiene una evolución clínica estable.

En la rendición de cuenta de los gobernadores a la dirección del país, Reinaldo García Zapata, de La Habana, informó que en los 16 casos autóctonos notificados este primer día de la semana se pudo precisar la fuente de infección. De manera acumulada en las últimas jornadas, en solo dos no se han encontrado nexos epidemiológicos, cifra que un tiempo atrás llegó a superar los 50 casos y se ha logrado reducir por la profundidad en las encuestas a los enfermos que se van registrando.

En la provincia, además, se abrió un evento de transmisión local en el municipio Cotorro, que ha generado hasta la fecha 15 positivos. Con este suman en la capital 11 hechos de ese tipo, diseminados en Arroyo Naranjo, 10 de Octubre, Plaza de la Revolución y Boyeros. Aunque, apuntó García Zapata, varios de esos eventos acumulan más de ocho días sin reportar casos nuevos, “las medidas que se han ido adoptando en cada uno de ellos han tenido efectividad”, aseveró.

Respecto a Ciego de Ávila, la provincia con la tasa de incidencia más alta del país, el gobernador Tomás Alexis Martín Venegas explicó que en la última jornada se confirmaron 9 casos, con los cuales suman 166 desde que comenzó el nuevo brote en el territorio. Se mantienen abiertos cuatro eventos de transmisión en la zona urbana de la ciudad capital; en los hospitales Antonio Luaces Iraola y Roberto Rodríguez; y en el consejo popular Orlando González, del municipio Majagua.

Martín Venegas dijo que están bajo ingreso 1 386 personas — 413 más de lo contabilizado el día anterior—, tanto en categoría de contactos, como de sospechosos. Hasta el momento, agregó, se han otorgado 15 altas clínicas, mientras permanecen seis personas en estado grave y cuatro en condición crítica. Además, en la provincia se ha instalado la cuarentena en 83 lugares, 53 de ellos en el municipio cabecera.

Desde Ciego de Ávila, y a través de videoconferencia, la doctora Ileana Morales Suarez, directora nacional de Ciencia e Innovación Tecnológica, del Ministerio de Salud Pública, y quien está al frente del equipo de científicos que viajó a la provincia para apoyar en el enfrentamiento a la epidemia, señaló que se ha diseñado un plan, ya en implementación, que agrupa medidas organizativas, preventivas, terapéuticas, acciones de investigación y otras de apoyo sicológico al personal de Salud.

Entre esas decisiones está la aplicación de innovadores medicamentos — producto de la biotecnología cubana — a la población vulnerable, entre ellos ancianos y niños; así como el adelanto de los protocolos de tratamiento a las personas que están en los centros de aislamiento, para evitar que lleguen a estadios graves de la enfermedad.

Desde Artemisa, por su parte, se conoció que el evento de transmisión en San Cristóbal y el foco de Las Terrazas tienden a la estabilidad, en tanto el Grupo Temporal de Trabajo aprobó el reinicio de las labores en la Empresa de Construcción y Montaje de la Zona Especial de Desarrollo Mariel, que no aporta casos desde inicio de septiembre.

Igualmente intervinieron en la reunión las autoridades de Mayabeque, territorio que presenta tres focos actualmente y ha confirmado 10 casos en los quince días previos; las de Matanzas, que siguen prestando atención al evento de Santa Marta, el cual reportó cinco nuevos positivos este lunes; las de Cienfuegos, con dos activos hasta el momento; y las de Sancti Spíritus, provincia en alerta ante la situación epidemiológica de la vecina Ciego de Ávila y que confirmó 14 casos en la última quincena.

A este grupo de territorios impactados por la epidemia se han sumado en las últimas horas Camagüey y Holguín, con 3 y 2 casos de la COVID-19, respectivamente; todos sin fuente de infección conocida hasta el momento de redactar esta nota. Los gobernadores de ambos lugares aseguraron que se investigan cómo se generaron esos contagios y se toman las medidas para que la enfermedad no obstaculice la “nueva normalidad” de la fase tres de la recuperación en la que se encuentran.

COVID-19 Cuba Cuba Salud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *