La conquista decisiva

“¡Aquí Radio Rebelde…El tirano Fulgencio Batista se ha ido…”, al saber la noticia difundida desde el territorio libre de Cuba estalla la alegría en las multitudes, liberadas de la sanguinaria dictadura.

Un mar de pueblo se lanza a las calles: agita banderas, entona himnos, lanza flores y enarbola consignas ante el paso de los yipis blindados y otros vehículos tripulados por los “barbudos” ataviados con sus collares típicos y sus gorras.

Así cariñosamente llaman a los rebeldes bajados de la Sierra Maestra integrantes de la Caravana de la Libertad, encabezada por Fidel, la cual parte desde Santiago de Cuba en su trayecto por ciudades y carreteras hasta llegar el ocho de enero a la capital del país tras las jornadas de la principal de las conquistas con la toma del poder político que aseguró los demás derechos.

Hasta el territorio pinero también llegó el júbilo y accionar del pueblo aquel primer día de enero de 1959. Miembros del Movimiento 26 de Julio confinados en el Reclusorio Nacional para Hombres y simpatizantes sumados a la justa causa logran la libertad al exigirla con ahínco con el respaldo del pueblo concentrado a la entrada del penal.

Los presos políticos del Presidio devienen eje de los sucesos en Isla de Pinos al someter al mando revolucionario el último reducto de la tiranía en la localidad; para ello, hacen fracasar las artimañas diversionistas fraguadas por la Agencia Central de Inteligencia del gobierno de Estados Unidos.

El joven poder político allí, que tuvo entre sus impulsores a Jesús Montané Oropesa, José Ramón Fernández y Armando Hart  Dávalos, ejecuta acciones como evitar la fuga de los presos comunes, tomar el Escuadrón 57 de la guardia rural, ocupar la estación de policía y obligar al jefe del puesto naval a entregar las armas. De esa manera no solo preservan la victoria sino que crean las condiciones para el cumplimiento posterior del Programa del Moncada.

Otros artículos del autor:

Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *