Kcho: “No es incompatible ser revolucionario y ser artista”

La obra de arte verdaderamente importante y necesaria que pueda hacer un ciudadano es en la defensa de su país. Esa es la obra que va a quedar: amar a la patria. No hay nada mejor que eso...
“Si Cuba cae, cae el mundo; y ya no quedará un árbol bueno en este planeta”. (Tomadas del perfil de Facebook del Grupo de Relaciones Culturales del Minrex).

Por: Consejo Nacional de Artes Plásticas

– Ante esta situación tan compleja que está viviendo el país, ¿cuál consideras que debe ser la actitud, el papel de los artistas?

– A ver, la situación en Cuba siempre ha sido muy compleja. Estamos que nos podemos morir del virus o que nos quieren matar. Sí, hay una situación sanitaria compleja pero hay una situación más compleja aún que es el ambiente político que se está generando en el mundo en torno a lo que es Cuba, y eso es algo muy delicado. Entonces, prefiero morirme del virus antes que dejar de combatir y quedarme calla´o cuando mi país está siendo agredido tan horrible e injustamente. Es momento de luchar, hay que cuidarse pero hay que luchar; porque lo que está en juego es el futuro del país, de la patria.

Y mira, si Cuba cae, cae el mundo; y ya no quedará un árbol bueno en este planeta. En este árbol de la Revolución cubana hay frutos muy importantes. Hay que saber, y estoy convencido de esto, te lo digo hoy que estamos a 31 de julio —cumpleaños de mi mamá casualmente—, que la única garantía de vacunarse que tienen los países del tercer mundo está en las vacunas cubanas. El sueño de Fidel de que “el futuro de Cuba es necesariamente un futuro de hombres de ciencia” se ha hecho realidad. Sabemos que en este mundo de 7000 millones de habitantes, un porcentaje muy importante de personas se va a salvar porque en este país maravilloso hay cinco vacunas. Y sabe el mundo, sabe la gente, que Cuba va a compartir las bondades de sus vacunas con el mundo que menos tiene. Eso es una realidad, y esa realidad tratan de ocultarla. Nadie habla de eso, pero es la realidad más inmediata, más importante. Esta pequeña Isla bloqueada, asediada, tiene la capacidad de enfrentar como nadie —en un momento tan difícil y complejo como el de la pandemia— todos los retos y buscar una solución. Mira, aquí en mi estudio se terminó de vacunar ayer a la gente de mi zona con la tercera dosis de Abdala. Esto dice mucho. Se ha querido ocultar esta realidad durante mucho tiempo.

El bloqueo ya es una falta de respeto a la inteligencia y a las capacidades humanas. Que la ONU vote todos los años contra el bloqueo y que aún exista es también una falta de respeto. Bueno, vamos a fajarnos nosotros contra el bloqueo, vamos a entrarle a pedradas al bloqueo, vamos a meter arte contra el bloqueo. No por miedo a la pandemia vamos a dejar de defender a la Revolución. Tomamos las medidas, las distancias, y pintamos, cantamos, bailamos y combatimos por la Revolución. Es lo que estamos haciendo aquí. Este es el futuro. La Revolución cubana es el futuro, siempre es el futuro, no hay de otra.

– Tenemos entendido que este “Mural contra el Terrorismo y el Bloqueo” sigue la línea de dos murales que ya habías hecho, uno en 2003 en Prado y Malecón, y el otro en 2010 en el Monumento al Maine. ¿Qué conecta a este con los anteriores?, ¿qué lo hace diferente?

– Mira, lo hace diferente el hecho de que en este “Mural contra el Terrorismo y contra el Bloqueo” hay muchos jóvenes. Por ejemplo, en el mural que hicimos en el Monumento al Maine solamente había artistas consagrados. Ahí fue hasta Alicia Alonso, hubo poetas que escribieron sus poemas en el mural, hubo literatura… Bueno, este mural… el futuro es de los jóvenes, entonces, ¿cómo yo comparto con los artistas jóvenes cubanos del futuro lo que yo siento? Mira, no es incompatible ser revolucionario y ser artista, no lo es. Sí, es más difícil, por supuesto, porque el arte visual es cultura de élite; a la gente que compra arte visual no le gusta el proletariado, ni la Revolución ni los revolucionarios, porque eso afecta su bolsillo.

“Es momento de luchar, hay que cuidarse pero hay que luchar; porque lo que está en juego es el futuro del país, de la patria”.

Que aprendan a convivir con nosotros como somos, somos así. Respétame lo que yo pienso. No me toleres, respétame; es diferente. Esos artistas jóvenes que están en primer año de San Alejandro tienen que saber que no hay nada más importante que defender a su país. La obra de arte verdaderamente importante y necesaria que pueda hacer un ciudadano es en la defensa de su país. Esa es la obra que va a quedar: amar a la patria. No hay nada mejor que eso.

– En estos días se ha hablado mucho de barrios marginales, lugares desatendidos. Conocemos la labor que has liderado aquí en el Romerillo para cambiar la imagen de la comunidad, dándole color, arte e identidad. La gente respeta el lugar, se identifica con él. ¿Cuáles son los principales impactos del trabajo desplegado durante estos años en la comunidad de Romerillo?

– La gente ama el lugar, tienen un sentido de pertenencia muy grande con el lugar, se sienten orgullosos de decir “Yo soy de Romerillo”. Eso es algo que hemos logrado trabajando con la gente de aquí. Te voy a decir algo, el día 11 de julio este era el lugar más tranquilo de la Habana, y eso dice mucho. Aquí todo el mundo estaba tranquilo, comentando lo que estaba pasando por ahí. Aquí la gente es muy respetuosa, y han respondido con mucha honestidad a lo que hemos hecho juntos. Aquí estamos desde el 2012 trabajando con la gente y todo lo que ves es consecuencia de este trabajo. Hay un intercambio energético importante entre el arte y los pobladores, muy, muy importante.


“No se imaginan cuántas ideas que yo tengo son ideas de Fidel, que yo sacaba de conversar con él”. (Tomadas del perfil de Facebook del Grupo de Relaciones Culturales del Minrex)

– ¿Y qué crees que pudiera ser útil, de lo que han hecho ustedes aquí, para que esta experiencia pueda generalizarse a otras comunidades?

– Todas las cosas buenas hay que multiplicarlas. Fidel me decía: “Coño, Kcho, mijo, ¿por qué no te clonamos?”. “No, Fidel, a quien hay que clonar es a ti, porque yo estoy inspirado en ti”. No se imaginan cuántas ideas que yo tengo son ideas de Fidel, que yo sacaba de conversar con él. Me decía una pequeña frase y yo me quedaba pensando… y se me ocurría algo. Por ejemplo, la Brigada Marta Machado, que creé en el 2008, la creé a partir de aquella reflexión de Fidel que se llamó “Un golpe nuclear”, donde dice un pequeño pensamiento: “(…) Solamente los artistas podrán acompañar al pueblo en su épica lucha (…)”. Y en esa idea me monté y creé la Brigada Marta Machado. Invité a artistas de todas las manifestaciones del arte, músicos, poetas y locos, que fueran para la Isla de la Juventud a trabajar conmigo para el pueblo; y la gente fue, y repitió, y fue para otras provincias, y la idea aún se mantiene viva. Fue una idea de Fidel. Tengo gente de toda Cuba lista para cuando venga un ciclón montarse en un camión e ir conmigo a hacer casas, escuelas, a poner techos, voluntarios, con tremenda pasión. Y se hace, se hace todavía. Cada vez que hay un desastre la gente me llama y me pregunta: “Oye, Kcho, ¿pa dónde hay que ir?”. Eso es algo muy importante. Y esas son las ideas de Fidel.

¡Abajo el bloqueo!

Kcho Estudio Romerillo

Consejo Nacional de las Artes Plásticas (CNAP)

Romerillo, Playa, La Habana, Cuba, 31 de julio de 2021

Cultura
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *