Julian Assange no debe ser extraditado a Estados Unidos, solicita Partido Laborista británico

«El gobierno británico debe oponerse a la extradición de Julian Assange a Estados Unidos por mostrar pruebas de sus atrocidades en Iraq y Afganistán», solicitó mediante su cuenta en la red social Twitter este viernes, el líder del Partido Laborista británico, Jeremy Corbyn, al solicitar a la primera ministra TheresaMay evitar la extradición del fundador de Wikileaks, Julian Assange al país norteamericano.

Por otra parte, el canciller de Ecuador, José Valencia, ratificó ante el pleno de la Asamblea Nacional de ese país la suspensión de la nacionalidad al periodista australiano, argumentando  «inconsistencias» en el proceso de naturalización concedida a Assange a finales de diciembre de 2017 y por tanto,  el caso es sometido a un proceso de revisión por parte de la Contraloría General del Estado.

Dijo además que está en vigor la resolución ministerial que declara lesivo el acto administrativo de concesión de la nacionalidad ecuatoriana al ciberactivista y la suspensión de sus derechos, inherentes a la calidad de ecuatoriano por naturalización.

Valencia aseguró también que el gobierno del Reino Unido ha asegurado garantías de no extradición, que existe una carta en la que se garantiza la vida del fundador de WikiLeaks y que la decisión de suspender la carta de naturalización puede ser apelada ante las instituciones pertinentes.
Sin embargo, el abogado de Assange, Carlos Poveda, informó sobre la existencia de una petición de traslado a Estados Unidos, donde podría ser condenado hasta con pena de muerte.

En todo el mundo, este tema es noticia y se le da seguimiento minuto a minuto, sobre todo por las opiniones diversas y encontradas sobre el mismo. Por un lado, representantes del gobierno ecuatoriano afirman que el estado actuó acorde al derecho internacional tomando una decisión soberana y por el otro, dirigentes de partidos opositores, de movimientos políticos y sociales de Ecuador califican como acto de sumisión y venganza la encarcelación de Julian Assange, hecho que pone en riesgo su propia vida.

Según Prensa Latina, también en el Parlamento británico se debatió este jueves sobre la situación de Assange, ocasión en la que la diputada laborista Diane Abbot recordó el caso de Chelsea Manning, el exanalista de Inteligencia estadounidense condenada a 35 años de cárcel en 2013 por filtrar la información clasificada a Wikileaks.

Para Abbot, «filtraciones como esas fueron las que expusieron la naturaleza de las operaciones militares estadounidenses en diferentes países» y las denuncian que a través de ellas salen a la luz «nos hacen un gran servicio a todos».

Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *