Jubilado agradece

“(…) Conversar con la gente, pero de verdad, para saber qué piensa. No contentarse con hablar, sino también oír, aunque no agrade lo que nos digan; reconocer cuando nos equivocamos y si es el caso, decirle al otro que no tiene la razón (…)”

Raúl Castro Ruz, en la clausura del XIX Congreso de la CTC 


Héctor Manuel Salermo de la Cruz, residente en calle 18, escalera 5734, apartamento 1, entre 57 y 59, Abel Santamaría, escribe a Buzón del lector para hacer público un reconocimiento.

Por intermedio de la sección quiero agradecer a mi colectivo, en especial a Rafael Borrero Roche, director de la Empresa Municipal de Transporte Automotor y Talleres, por la emotiva despedida que me hicieron el día de mi jubilación en un centro gastronómico con mi esposa de acompañante y la entrega de regalos y diplomas, cumpliendo en todo momento con las medidas higiénico sanitarias orientadas por Salud Pública.

Gracias a Rafael Borrero, gracias a mis compañeros Ángel, Maritza, Alina, Marilys, Ismael, Héctor,Griñán, Mercedes,Osvel, Dennis, Liudmila, entre otros. Ellos se “multaron”  y con dinero puesto de su bolsillo sufragaron los gastos para ofrecerme la actividad, eso lo supe después.

A propósito del plausible gesto de mis compañeros que me hizo muy feliz, reflexiono acerca de la telenovela cubana Vuelve a mirar referida al tema de la vejez y la convivencia con las personas de la tercera edad en el contexto laboral, familiar y social.

En esta existe un personaje estupendo llamado Toñín, interpretado por el súper actor Manuel Porto. Resulta que Toñín después de haber trabajado por más de 50 años en una empresa se jubiló y no hubo despedida, ni reconocimiento, ni una pequeña actividad…Nada. Y Toñín salió de su Empresa tan ignorado como si jamás hubiese laborado allí.¡Tristeza hasta el llanto!

Pues bien, hecho como ese pasan en muchas entidades de Cuba y la Isla de la Juventud. Espero que después de la escena de la telenovela no vuelva a existir un trabajador que se jubile y vaya para su casa sin un diploma, un reconocimiento o una actividad de despedida, máxime con el alto envejecimiento poblacional registrado en el país.

Nota: Al cierre del año 2020, Cuba registró un incremento en las personas mayores de 60 años, al reportarse que el 21,3 por ciento del registro demográfico nacional corresponde al grupo de la tercera edad, de acuerdo con una publicación del Ministerio de Salud Pública en su página web.

Puede dirigir su carta a la siguiente dirección postal: Carretera La Fe, kilómetro 1 ½, Nueva Gerona, o al correo electrónico: cip228@enet.cu

Búzon del lector Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *