Jornada de reencuentros en Mella-Pino Alto

IslavisionLa comunidad Mella-Pino Alto parecía como dormida a nuestra llegada. Solo unos niños esperaban inquietos en la escuelita comunal el anunciado encuentro.

 

Islavision

Foto: Jorge Gutiérrez

La comunidad Mella-Pino Alto parecía como dormida a nuestra llegada. Solo unos niños esperaban inquietos en la escuelita comunal el anunciado encuentro. El montaje técnico llamó más su atención y la de los pocos mayores, quienes sí tenían plena conciencia de qué esperaban, algo que confirmaron cuando bajamos del ómnibus personas que, por momentos, entramos en sus hogares desde la pequeña pantalla.
Éramos periodistas, realizadores y directivos de Islavisión, el telecentro municipal, que arribábamos al lugar para intercambiar criterios con televidentes, algo irrenunciable que siempre alimenta a una y otra partes. Con el equipo viajaron los materiales a proyectar: trabajos periodísticos y otros programas televisivos que concursaron en el recién finalizado Festival Municipal de Televisión, y que ahora serían sometidos al criterio de un jurado mayor y destinatario por excelencia.
Concluido el primer visionaje comenzaron a llegar más personas y el local parecía pequeño. Qué Bueno!, pensamos.
En todos los casos se reconoció la calidad de la propuesta audiovisual, pero más interesante fue su efecto pues temas como el cuidado del medio ambiente, la chabacanería, la siembra de arroz precisamente en áreas cercanas al poblado, la historia local contada por niños y la nostalgia ante lo que representó el cultivo de la toronja en la Isla de la Juventud, despertaron el interés y estimularon el diálogo entre realizadores y  destinatarios.
Fue entonces que se resaltó el papel de la familia en la educación de los hijos, la necesidad de inculcar el amor por la naturaleza, el deseo de que la Isla vuelva a ser un jardín citrícola, y se reconoció el esfuerzo y  resultados de vecinos de esa comunidad que desarrollan el programa arrocero del territorio.
Sobre este último tema niños del poblado sorprendieron con un dramatizado acerca de la importancia de ese cultivo en la alimentación y en la sustitución de importaciones.
Los directivos, periodistas y realizadores del canal escuchamos atentamente cada criterio, cada propuesta. El encuentro se convertía en lo que necesitamos para proyectar y mejorar el trabajo desde la visión de quienes reciben cada día nuestro producto televisivo.
Concluida la muestra entonces dimos la sorpresa con la presentación, en la explanada de la escuela, de artistas aficionados del consejo popular de Santa Fe y del propio Mella-Pino Alto, quienes nos acompañaron en el viaje para tener a su cargo las conclusiones de aquel intercambio que nos hemos propuesto extender a otros poblados.
Jornada de reencuentros, reflexiones y alegrías entre profesionales de la televisión pinera y vecinos de Mella-Pino Alto en una tarde sabatina convertida, para todos, en regocijo. Sólo así puede describirse.

 


Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}