Jennifer y Jonathan cubren de plata a Licea

Un añejo refrán profesa: de tal palo tal astilla, otro, con fundamento similar expone: hijo de gato caza ratón, cualquiera de los dos se ajusta a la historia que a continuación el Victoria le propone.

Se trata de los hermanos Jennifer y Jonathan. Quizás así de simple ambos nombres no representen mucho, pero si leemos su apellidos entonces todo cobra sentido.

Jennifer y Jonathan Licea Carballosa son hoy los retoños de una familia deportiva. Su padre profesor de atletismo y fisiculturista plantó en ellos la semilla atlética, sin embargo, el camino escogido finalmente, fue el de sus tíos, otrora gladiadores.

Con 12 y 15 años, respectivamente, los bisoños exponentes de lucha libre, participaron en los Juegos Nacionales Escolares 2017 en Camagüey y para alegría, orgullo y gloria familiar, ambos regresaron a casa luciendo la presea de plata.

Esta hazaña ocurre poco, dos metales de igual color ganados por dos hermanos en el mismo deporte, pero de diferente sexo.

Para Jennifer, que en septiembre iniciará el octavo grado, este resultado confirmó que sus deseos de convertirse en atleta de lucha no estaban equivocados. Comenzó a practicar la disciplina en tercero luego de ser captada. Al inicio, confiesa, no le gustaba, pero la insistencia de Seriocha, su primer entrenador, terminó probando lo contrario.

“Cuando empecé siempre me iban a buscar para participar en todas las competencias y ganaba. También estuve en torneos en Artemisa y Matanzas, pero nada comparado con los Juegos Escolares.

“Allí me enfrenté a deportistas con las que nunca había competido, todas bien preparadas, la más difícil fue la de Sancti Spíritus que me ganó en la final. El próximo año ya le dije a mi actual profesor Michel que voy por el oro.

“Mi mamá y mi abuela al principio no querían que me apuntara en lucha, si no en ballet, pero mi deseo siempre fue el deporte y ahora con la medalla en mis primeros Escolares las dos se pusieron muy felices”, expresó Jennifer.

Por su parte su hermano con más experiencia en estas cuestiones aseguró que en esta versión del certamen, cada uno de los de su división se concentraron en vencerlo.

“Con anterioridad había alcanzado el título en la Copa de Holguín, donde asistieron todos, por eso se prepararon para que no repitiera el triunfo. No obstante, desde el principio sabía que el rival más complicado era el villaclareño, quien me derrotó dos por cero en la discusión del oro”.

Jonathan, ya en décimo grado, también comenzó en la lucha desde temprano, en cuarto. Su primer profesor fue Carlos Gutiérrez,  cuando estudiaba en Hermanos Saíz, ahora en la Escuela de Iniciación Deportiva (Eide) Fladio Álvarez Galán lo entrena Yordanis Faez.

“Les comenté a mis padres que me gustaba la lucha y me apunté. Cuando llegué a la Eide en séptimo grado integré el equipo a los Juegos Nacionales, esa vez no alcancé medallas. En mi segunda oportunidad no asistí porque perdí en la eliminatoria y en esta ocasión entrené bastante para obtener el resultado que mi familia esperaba”.

Revela que la justa fue dura, intervinieron los mejores de la división en el país, en total 17 gladiadores entre ellos un luchador de República Dominicana. Insistió en que todos mostraron buen nivel.

“El año que viene es mi primer año juvenil, por lo que la exigencia aumentará, me enfrentaré a adversarios de más calidad y para lucir bien necesito prepararme mejor”, expresó.

Tanto Jennifer como Jonathan, tienen en el estelar pinero de los 86 kilogramos Yuriesky Torreblenca Queralta a su mi principal ídolo. “Hemos conversado con él en varias ocasiones, nos apoya y  aconseja mucho. Siempre estamos atentos a sus resultados, seguimos su carrera y sus medallas nos inspira a llegar tan lejos como él”, expresaron al unísono los subcampeones de Cuba.

Deporte Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *