Isabel, heroína al timón

Foto: Gerardo Mayet Cruz

La vida de Isabel Gutiérrez Ramos semeja un guion de telenovelas en los que la heroína debe enfrentar mil tribulaciones en el camino de su felicidad.
Desempeñada por 25 años en un trabajo que, aun en estos días, representa un tabú en nuestra sociedad, el de taxista, esta mujer es una prueba fehaciente de voluntad y compromiso con este archipiélago al que hoy llamamos Isla de la Juventud.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Con solo 17 años llegó a esta tierra en 1961 enviada por el Ejército Rebelde –del que formaba parte– con la misión de apoyar en el trabajo con las mujeres de los reclusos en el Presidio antes de eliminarse este pocos años después.
Detrás dejaba su natal Las Tunas sin saber que el destino le deparaba toda una vida aquí. Sus trabajos fueron varios, como sanitaria laboró en el hospital y en otras dependencias, además de participar en contingentes de siembra de cítricos e incontables trabajos voluntarios hasta que un día, cumpliendo con un llamado de la FMC, comenzó a convocar a mujeres a pasar un curso de taxista bajo el asedio de las conservadoras opiniones de la sociedad, algo que no tuvo mucho en cuenta pues pronto se sumó ella misma a la tarea.
Recuerda que su esposo en varias ocasiones le dijo que si se hacía taxista se divorciaban pero la necesidad de ser útil a la Revolución en esta trinchera fue más fuerte que cualquier complejo o temor, aun cuando aquellos eran tiempos peligrosos para las mujeres y muy pocas se veían ejerciendo labores en las calles.
De las 42 féminas que se graduaron de este curso muchas luego dejaron la Isla, pero Isabel se quedó y más que cumplir, entregó un cuarto de siglo a una profesión que le gustaba.
Poco se conoce de este pasaje de la historia pinera, las mujeres taxistas que recorrieron detrás del timón de Chevys, Fords, Toyotas y Polaquitos los pasajes más intrincados de una Isla que daba sus primeros pasos tras el triunfo de la Revolución, por las nuevas carreteras construidas por esta a la par de los repartos, industrias, comunidades, escuelas y otras instalaciones de servicios que nunca imaginaron aquellos que como ella abrieron caminos capitaneados por los muchachos llegados de todas partes de Cuba.

40 Aniversario Proclamación Isla d ela Juventud Otras de la Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *