Intenso quehacer de la familia cederista

El debate antimperialista, la solidaridad y el protagonismo juvenil caracterizan las acciones de los CDR en este fin de año
Foto: Diego Rodríguez Molina

Entre proyectos comunitarios, debates antimperialistas en los barrios, el andar de los destacamentos juveniles camino a las seis décadas de los CDR, festivales deportivos y el cumplimiento de las 3 000 donaciones voluntarias de sangre del año celebran ya los integrantes de la mayor organización de masa el aniversario 61 del triunfo de la Revolución.

Este jueves el Proyecto Camarcó festejó el tercer año del espacio Nos une el barrio, en calle 45 interior (entre 36 y 46), en el Consejo Popular 26 de Julio con baile y teatro en plena calle junto a artistas aficionados e iniciativas que estimulan la cultura del reciclaje. Allí también tuvo lugar un taller de Trabajo Comunitario Integrado que mostró las creaciones de Ada Casanueva y Aida Moulín.

La zona 87 de los CDR en Sierra Caballos, por su parte, inició días antes la cuarta etapa de la jornada Por el deber patrio y antimperialista con un encuentro en el que jóvenes y veteranos condenaron la intensificación del bloqueo impuesto por el gobierno de Estados Unidos a Cuba, argumentaron su carácter genocida contra todo un pueblo, al tiempo que expresaron la necesidad de profundizar en las medidas de ahorro energético como parte de las alternativas para enfrentar ese cerco.

Opiniones en tal sentido las compartieron Yeni Yanet Freire Fernández y Ovidio Da Silva Benítez, ambos del Destacamento Juvenil de esa demarcación, y los experimentados cederistas Ediltrudes Santos Barceló y Nancy Benito Wílliam, quienes enfatizaron en que esa política representa una violación masiva de los derechos humanos de todos los cubanos.

Refirieron lo insustituible del diálogo abierto, profundizar en las lecciones de la historia desde el propio barrio, afianzar la conciencia revolucionaria, defender el correcto uso de los símbolos nacionales y combatir con firmeza indisciplinas y corrientes contrarias a los intereses de la sociedad.

El intercambio se extendió, además, a un mayor conocimiento de las acciones orientadas contra el caracol africano y otros vectores de enfermedades, como parte del quehacer en la higienización.

En esta etapa los CDR igualmente despliegan jornadas de embellecimiento para esperar el Primero de Enero y el nuevo año con las cuadras engalanadas y constituyen, junto a la FMC, brigadas de solidaridad en ayuda a la construcción o reparación de viviendas a subsidiados, entre ellos ancianos, mujeres solas o discapacitados, que no cuentan con apoyo de fuerza de trabajo.

Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *