Intenso laboreo para asegurar campaña de tabaco

Foto: Yesmanis Vega Ávalos

El huracán Ida dejó tras su paso por la Isla de la Juventud numerosas afectaciones para la economía del territorio, sobre todo en la agricultura que sufrió el golpe de los fuertes vientos y lluvias del referido fenómeno atmosférico.

No obstante el campesinado pinero batalla para sacar adelante la producción de alimentos en un contexto complejo, matizado además por el recrudecimiento del bloqueo yanqui y la crisis mundial provocada por la pandemia.

En tal sentido la campaña de siembra de tabaco, uno de los rublos exportables de gran importancia para la economía del país y referencia de la nación a nivel internacional, está prevista para arrancar en breve y para ello los tabacaleros intensifican el laboreo.

En el organopónico Las Celias, enclavada en la autopista rumbo a La Fe, están emplazadas ocho casas túneles para el desarrollo de las posturas de la hoja y de acuerdo con la estrategia concebida por la dirección de la entidad en este momento se decidió montar solo tres, pues aún no ha concluido la temporada ciclónica, con las cuales garantizarán las primeras posturas para sembrar, así lo confirmó el ingeniero agrónomo Jorge Smith Fernández, responsable de estas instalaciones pertenecientes a la Unidad Empresarial de Base Tabaco.

“Con el arribo del huracán como norma –explica Smith Fernández– tuvimos que desmontar todas las casas en lo fundamental la parte de la tela para evitar la resistencia a los vientos, manteniendo la estructura de aluminio. Eso lo cumplimos de manera satisfactoria, pero el proceso de siembra no comienza aquí, sino a partir del análisis de suelo desde el punto de vista del método de PH y luego la mezcla que hacemos utilizando como sustrato la tierra vegetal, aserrín, compost y le aplicamos un porciento de paja de arroz que garantiza un nivel de porosidad para que las posturas salgan con las raíces en condiciones, lo que asegura un 100 por ciento de sobrevivencia”.

La moderna tecnología de las casas túneles también garantiza la calidad del trabajo, un mayor rendimiento y la protección de la salud de los trabajadores, teniendo en cuenta que se humaniza el trabajo.

“El sostén que posee esta tecnología a alrededor de 50 centímetros sobre el suelo permite que el hombre no tenga que permanecer agachado, incómodo y afectando su salud, pues con anterioridad enfermaban mucho de la cintura.

“Actualmente como es la etapa inicial contamos con cuatro compañeros permanentes aquí. De igual manera tenemos el apoyo de la supervisora que en esta oportunidad nos ayuda con la actividad del realeo, no obstante está previsto que a medida que se vaya demandando más póliza pediremos más porque existe la posibilidad de ir cubriendo las plazas.

“La práctica nos está diciendo que pueden ser dos personas por casa, así trabajamos y según las necesidades las cubrimos”.

Respecto al proceso de realeo Jorge especificó que se trata de dejar una postura por alveolo y trasplantar el resto a una postura por cada alveolo.

“Cuando tenga la casa con estas condiciones tenemos garantizado seis hectáreas, por tanto en estos momentos hemos calculado que en esta sola casa aseguramos aproximadamente entre diez y doce hectáreas”, concluyó.

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *