Intelectuales de Europa y América destacan aportes latinoamericanos a la esperanza

encuentro_de_saberes_espaol1-150x125Montreal, Canadá.-Mientras Europa se mueve entre la crisis y la rebelión sin ninguna certeza en el horizonte y en el norte de América las promesas se transforman en frustración, Latinoamérica se reafirma como epicentro de las esperanzas de supervivencia humana en el siglo XXI.

 

encuentro_de_saberes_espaol-580x1345

Montreal, Canadá.-Mientras Europa se mueve entre la crisis y la rebelión sin ninguna certeza en el horizonte y en el norte de América las promesas se transforman en frustración, Latinoamérica se reafirma como epicentro de las esperanzas de supervivencia humana en el siglo XXI.

Así podrían resumirse los análisis de intelectuales de Europa y América, reunidos en un singular “Encuentro de saberes”, organizado por la embajada de la Republica Bolivariana de Venezuela en Canadá con motivo de los 201 años de la independencia de ese país.

Michel Chossudosky, de Canadá, Michel Collon, de Bélgica, Pascual Serrano y Carlos Taibo de España, Micol Savia, de Italia y el embajador de Venezuela en ONU, Jorge Valero, animaron los debates que durante dos días llenaron la sala teatro de la Biblioteca y Archivo de Quebec, en torno a derechos humanos, crisis, propaganda de guerra y medios de comunicación.

La propia convocatoria a un evento de pensamiento y debate en lugar de la tradicional recepción laudatoria por la efemérides, fue destacada por la encargada de negocios de la cancillería venezolana, Ana Carolina Rodríguez y reafirmada por el embajador Valero, quien invitó a los presentes a revisar las conclusiones del Foro de Sao Paulo, recién celebrado en Caracas, ciudad que se ha convertido en punto de encuentro, reflexión y concertación de las fuerzas progresistas a nivel mundial.

“Sin dudas ya puede hablarse de un antes y un después de la Revolución Bolivariana”, afirmo Valero, quien antes había destacado el papel de vanguardia del proceso que lidera Hugo Chávez en el enfrentamiento al imperialismo y la contribución indiscutible de su país  al desarrollo de una geopolítica multilateral.

arleen-rodriguez-1-580x434

Respondiendo a las interrogantes de los asistentes, Michel Chossudosky expondría luego, con datos concretos, el modo en que el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional – mediante créditos condicionados- impusieron recetas “planificadas, no accidentales”, en la ortodoxia neoliberal más profunda que  terminaron empobreciendo a naciones enteras, aunque se hable de crisis y no de los empobrecimientos que se disimulan con falacias y eufemismos hasta en las Naciones Unidas.

Según el director del Centro de Investigaciones sobre la Globalización el futuro de las economías emergentes y los procesos de cambio en América Latina dependerán del carácter social de su concepción, pero solo podrán sostenerse si descartan totalmente al neoliberalismo como modelo. Y resalto la importancia de los cambios con los que primero la revolución cubana y más recientemente la venezolana, han transformado el ejercicio de la política en función de sus pueblos.

Carlos Taibo, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid retomo la crítica al modelo dominante en un plano más general al afirmar que los revolucionarios del mundo “la tenemos difícil: nos toca horadar el muro del capitalismo y tendrá que ser con proyectos autogestionarios, anti patriarcales y anti consumistas, definitivamente distantes del concepto derrochador del norte opulento…” al que culpo de la crisis civilizatoria y en su opinión terminal que padece el sistema imperante. El académico español termino su exposición con una apelación a la conciencia, citando a Rosa Luxemburgo: “Muévete para que puedas oír el ruido de tus propias  cadenas…”

Las ideas de la luchadora comunista también habían acompañado la charla de apertura de la abogada italiana Micol Savia, representante de la Asociación Internacional de Juristas Democráticos, quien presento una aproximación a las escalofriantes estadísticas de la pobreza, la exclusión, la falta de acceso a la educación, la salud, el agua y otros recursos vitales que padece la inmensa mayoría de la población del planeta, mientras agencias y organismos internacionales resultan incapaces de frenar su crecimiento e impacto. “Socialismo o barbarie” dijo entre vítores y aplausos, apuntando al único camino que en su opinión podría revertir el estado actual de los derechos humanos en el mundo.

A su turno, Pascual Serrano llamo la atención sobre las paradojas extremas de nuestra época, en la que sobreviven mas de mil millones de hambrientos, mientras 1 300 millones padecen de obesidad. “En España, comento, se producen 159 desahucios cada día, mientras hay 5,6 millones de casas vacías…es la lógica del capitalismo.”

La contradicción más cínica se muestra abiertamente en los nuevos escenarios de las guerras que promueven Washington y la OTAN, apropiándose de recursos vitales en nombre de la democracia y asesinando a cientos de miles de seres humanos bajo el argumento de evitar catástrofes humanitarias.

El belga Michel Collon  explico  la estrategia imperial a través de los Principios de la propaganda de guerra, el primero de los cuales es la mentira.  Y en el contexto de ese análisis, más de un expositor incluyo la denuncia al inmoral encarcelamiento de los Cinco héroes cubanos en los Estados Unidos, quienes habían infiltrado células terroristas anticubanas para evitar actos criminales y llevan casi 14 años en prisiones norteamericanas, a pesar de las crecientes demandas de personalidades de todo el mundo a favor de su libertad.

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}