Insuficiente producción de abonos orgánicos

El humus de lombriz resulta un abono esencial para elevar los rendimientos agrícolasAun cuando los suelos pineros carecen de muchos nutrientes, la producción de abonos orgánicos en Isla de la Juventud dista mucho de las necesidades reales para elevar la producción de viandas y hortalizas tan deprimida desde hace algunos años.

 

En la Isla de la Juventud, donde los suelos carecen de nutrientes, queda mucho por hacer en cuanto al mayor aprovechamiento de los desechos agrícolas para el mejoramiento de la tierra

El humus de lombriz resulta un abono esencial para elevar los rendimientos agrícolas

Foto: Arturo Enamorado López

Aun cuando los suelos pineros carecen de muchos nutrientes, la producción de abonos orgánicos en Isla de la Juventud dista mucho de las necesidades reales para elevar la producción de viandas y hortalizas tan deprimida desde hace algunos años.

Según informó Manuel Ángel Aguilar Guerra, director del establecimiento de suelos y fertilizantes en el Municipio, todavía no se aprovechan todas las potencialidades existentes en empresas estatales, cooperativas, organopónicos y fincas.

“También, dijo, se aprecia una débil utilización de los desechos agrícolas y falta de capacitación de los productores en temas relacionados con el mejoramiento de los suelos”.

Explicó que se trabaja en la construcción de tres centros grandes para la producción de humus de lombriz y compost, sin desdeñar las ventajas de que cada base productiva produzca sus propios fertilizantes, siempre y cuando reúnan todas las condiciones para ello.

No obstante, agregó que laboran en aras de lograr el máximo aprovechamiento  de las excretas de aves y los residuos de la producción porcina.

Al cierre de marzo la producción de humus de lombriz, compost y estiércol no sobrepasó en su conjunto las 250 toneladas, resultado muy por debajo de las necesidades actuales.

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

{loadposition tabfinal}