Inmersa en la recuperación la Isla de la Juventud

Foto: Tomada de Facebook

Los trabajadores laboran para solucionar averías eléctricas, que se extienden a Cayo Largo del Sur, limpieza de calles, restablecer otros servicios y salvar productos agrícolas

 

Tras el paso por la Isla de la Juventud de la tormenta tropical Laura en horas de la noche, los pobladores amanecieron volcados a los trabajos de recuperación.

Aunque el evento al perecer no trajo grandes afectaciones, el Consejo de Defensa Municipal cuantifica los daños y desde temprano comenzaron las movilizaciones para solucionar averías, limpiar las calles, rehabilitar las escuelas y demás labores propias de esta etapa.

Esas tareas las encabezan los linieros y demás trabajadores de la Empresa Eléctrica para restablecer en el menor tiempo posible los 12 circuitos dañados por el efecto de los vientos, que perjudicaron redes y a más del 30 por ciento de los clientes, principalmente en poblados como La Fe, Julio A. Mella, Atanagildo Cajigal, Argelia Libre, Patria y otros poblados de difícil acceso.

También se trabaja para recuperar la electricidad en Cayo Largo del Sur, que en su totalidad permanece sin fluido eléctrico –excepto el hotel Pelícano– por el fuerte embate del viento. Los cerca de 200 trabajadores que se quedaron en ese polo turístico no tuvieron daño y fueron decisivos para preservar los bienes en las instalaciones.

Los trabajadores de Radio Cuba buscan alternativas para mantener sus servicios de televisión y FM desde sus instalaciones de Sierra Caballo, donde por continuar interrumpida la electricidad salieron del aire por unas dos horas para reabastecer su grupo electrógeno y acometer otras acciones.

Una de las mayores rachas de viento aquí fue la de 88 kilómetros por hora registrada a las ocho de la noche en Punta del Este, cuyo radar meteorológico dio un permanente seguimiento a la tormenta Laura durante su paso por la zona.

Las autoridades valoran posibles daños en algunas cubiertas ligeras de viviendas, así como en platanales, al tiempo que en la agricultura continúan movilizados la mayor parte de los campesinos y demás productores que desde los últimos días se esmeran para salvar las viandas y vegetales bajo agua, que de inmediato se envían para su comercialización en placitas y otros centros.

Fotos: Yoandris Delgado Matos
Tormenta tropical Laura
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *