Iniciativas que aceleran la recuperación (I)

Mala noticia para acaparadores, críticos acérrimos sin fundamentos y oportunistas que pretenden lucrar a costa del pueblo; grata para aquellos con mente positiva, quienes confían en el esfuerzo de los hombres de buena voluntad: a la vuelta de la esquina está la recuperación porcina.

Estos últimos meses fueron difíciles, de grandes incertidumbres y gestiones a todos los niveles; sin embargo, esos mismos avatares incentivaron a productores y empresarios a pensar de una manera diferente.

El arribo del pienso aún no es suficiente, lo cual ha obligado a multiplicar la siembra de alimento animal y poner en práctica otras iniciativas que aseguren de manera sistemática –en el más corto plazo– la carne de cerdo en mercados y puntos de venta a los precios establecidos, léase los más bajos del país.

Ante las informaciones recibidas, un equipo de periodistas comprobaron en el terreno la veracidad de tal empeño.

ATEMPERAR LA PRODUCCIÓN A ESTOS TIEMPOS

Para el “Purri” la unidad posibilitará la recuperación. Foto: Yesmani Vega Ávalos.

Una primera parada nos llevó a Rancho Esperanza, del productor Roberto González Aleaga “Purri”, perteneciente a la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Ovidio Pantoja y uno de los mejores en el Municipio en la referida rama.

“Son tiempos de unidad entre el sistema estatal y el privado. Lejos de buscar culpables ante las dificultades, hacen falta soluciones”, señaló y significó más adelante: “Hay que adaptarse a esta nueva situación, estar a la altura del momento histórico, como sentenció Fidel en el Concepto de Revolución”.

Para el avezado porcinicultor es imprescindible aportar más y cuenta con 839 animales en sus corrales.

González Aleaga envió un mensaje a los pineros de que aunque este esfuerzo dará mayores frutos en septiembre, espera entregar
entre julio y agosto alrededor de 40 toneladas de carne.

La higiene es una constante para la salud de los cerdos en Rancho Esperanza. Foto:Yesmani Vega Ávalos.

LA REINA EN INVENTIVAS

Osmar muestra uno de los molinos construidos por ellos. Foto: Yesmani Vega Ávalos.

Llegamos a la finca La Reina, del cooperativista Osmar Garcés González, excelente productor de la CCS Ovidio Pantoja y creador de máquinas destinadas a apoyar el arduo proceso.

“Aquí las iniciativas se multiplican por mil –dice con orgullo–; hemos molido de todo, desde plantas forrajeras hasta viandas, tallos de plátano y granos, para lo cual construimos tres molinos.

“Puedo mencionar el yogur de yuca y de boniato, así como las harinas, incluida la de pescado, entre las variantes para mejorar el nivel de proteínas en la alimentación de los animales”.

Garcés, innovador nato, ya tiene en funcionamiento un biodigestor con el que aprovechará la excreta de los cerdos como abono para las siembras en las nuevas ocho hectáreas que posee y los residuos líquidos irán al regadío.

EN EL PALMAR TODO ESTÁ CONCEBIDO

“Unos 700 animales entregaremos hasta diciembre”, afirma Willians. Foto: Yesmani Vega Ávalos

Llegamos en el recorrido a una finca maravillosa cerca de La Tumbita, la llaman El Palmar, del productor Willians Herrera Amador, asociado a la CCS Grito de Baire.

Él siempre estuvo consciente de la necesidad de producir alimento animal, de ahí que mantiene sembradas de manera estable cinco hectáreas de yuca.

“Para mí apelar a la alimentación alternativa ha sido una constante; muelo hasta el cangre y las hojas, con todo ello y menos pienso se garantiza el crecimiento de los cerdos. Claro, alargando un poco el ciclo que ya se viene recuperando.

“Ahora tenemos 1 230 animales y seguiremos creciendo con entregas por encima de los 83 kilogramos de peso promedio. Para lo que resta de año aportaremos a la industria unos 700 cerdos, que representan unas 63 toneladas”.

Aunque solo hemos visitado a tres productores, existen muchos más con resultados excelentes que también hacen que la recuperación avance de manera acelerada, pero habrá que trabajar duro en el perfeccionamiento de los planes, la generalización en las siembras y la introducción de nuevas razas, por solo citar algunas de las tareas pendientes.

En la segunda parte de este reportaje estaremos intercambiando con directivos del sector estatal.

 

 

Agricultura Isla de la Juventud
Pedro Blanco Oliva
Pedro Blanco Oliva

Licenciado en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomado en Periodismo con más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

One Reply to “Iniciativas que aceleran la recuperación (I)

  1. Felicitaciones a este productor y al periodista por mostrar solo la punta del “Iceberg”. Claro está que la solución más rápida es ese tipo de pienso en base de yuca y boniato, pero existen otros aditivos vegetales muy importantes que no a tenido en cuenta que se pueden obtener de la tierra, que aportan la proteina al alimento animal y que no son precisamente el pienso de pescado que también es bueno. La diversificación de la alimentación debe garantizar la sostenibilidad desde el territorio pinero. Elevar la eficiencia de la producción para lo que se debe aplicar la tan cacareada ciencia y técnica que muchos conocen y que inicialmente requiere de pequeñas inversiones y más trabajo, pero los frutos se dan en producciones ecológicas por tanto sostenibles sobre todo en el orden económico con encadenamientos productivos para beneficiar más productores y servicios a la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *