Inician en Isla de la Juventud medidas previstas en Fase Informativa

Foto: Víctor Piñero Ferrat

El Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil de Cuba (EMNDC) decretó este sábado la Fase Informativa para la Isla de la Juventud, y en correspondencia con esa etapa establecida por la Defensa Civil inició la aplicación de las medidas previstas para enfrentar el huracán Irma, con categoría máxima de cinco en la escala Saffir-Simpson, que se desplazaba este 9 de septiembre a lo largo de la costa norte de Cuba.
Trabajadores movilizados y pobladores ya trabajan para intensificar la poda de árboles sin afectar su estructura básica, talando sólo aquellos que constituyan peligro inminente a la estabilidad de viviendas, redes eléctricas, de comunicaciones u otras instalaciones.
Igualmente se aúnan esfuerzos en la recogida de escombros y desechos sólidos, la eliminación de micro vertederos, limpieza y desobstrucción de tragantes, desagües y otras vías para la evacuación del agua originada por las intensas lluvias.
También se activan los mecanismos para acelerar la retirada de letreros lumínicos, paneles solares, anuncios, señales de tránsito, luminarias de parques y principales vías y el aseguramiento de objetos que las rachas de vientos pudieran convertir en proyectiles volando en cualquier dirección.
Igualmente el Consejo de Defensa Municipal precisa acerca de la necesidad de dominar la situación hidrometeorológica y el seguimiento de la información que emite el Instituto de Meteorología (INSMET) en sus avisos, las orientaciones del EMNDC y de los consejos de defensa en cada zona, con el empleo de los medios de comunicación masiva, los radioaficionados, las radio base y otros medios de información alternativos.
En esta fase se impone la revisión del estado técnico y mantenimiento de los grupos electrógenos designados para su empleo, y las reservas de combustible y aseguramientos previstos para la protección de la población en sus diversas modalidades.
Resulta imprescindible velar por el estado constructivo e higiénico sanitario de las instalaciones para albergues y de los centros de elaboración de alimentos, al igual que  la situación de las embarcaciones en áreas de faena y aviso sobre la situación existente.
Deben ser atendidas con prioridad por su significado para la alimentación de la población, las zonas sembradas y determinar los cultivos por recolectar en breves plazos, así como la protección de la masa de animales de consumo.
También se prioriza el conocimiento de la situación epidemiológica, epizootiológica y fitosanitaria, así como de las medidas de aseguramiento médico, veterinario y fitosanitario, al igual que la rápida puesta en disposición de los centros de dirección de los consejos de defensa para casos de desastres.
Por otra parte se incrementa la observación y prevención hidrológica con el propósito de poner en marcha los albergues y centros de elaboración de alimentos para la población con posibilidades de ser evacuada, sobre todo de las áreas de inundación costera por penetraciones de mar.
Las disposiciones de ese tipo deben tener en cuenta el peligro de derrumbe de edificaciones, el traslado de turistas y trabajadores de las instalaciones ubicadas en los cayos y otros lugares amenazados, de medios materiales de almacenes e instalaciones.
En la Fase Informativa se comienza la recolección de productos agrícolas en cosecha, las regulaciones del servicio de transportaciones, que aquí implicaron la suspensión de la marítima y la aérea, e información pública de estas y otras medidas.
Asimismo se extreman medidas para asegurar el abastecimiento y potabilización del agua destinada para el consumo humano y la elaboración de alimentos.

 

 

 

 

Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *