Inician acciones para reapertura de Cayo Largo del Sur

El proceso de capacitación para reactivar los servicios turísticos posCOVID-19 culminó una de sus primeras acciones en la Isla de la Juventud del 12 al 16 de junio con la preparación metodológica de entrenadores y profesores del sistema e instalaciones hoteleras.

Directivos y especialistas del Centro de Capacitación del Turismo, conocido como Formatur, asumieron esa tarea luego de que el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, y el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, comparecieran el 11 de junio en la Mesa Redonda televisiva para explicar detalles de la etapa a la que se aproxima la nación, en la cual el turismo reiniciará en la primera fase solo para el mercado nacional, y el internacional comenzará de forma gradual en la segunda, circunscribiéndose a la cayería norte y sur del país, en dependencia de la demanda en los cayos Guillermo, Coco, Santa María, Cruz y el perteneciente al Municipio, Cayo Largo del Sur.

EN EL PRIMER MOMENTO

Dianelys Lavadí confía en que las instalaciones seleccionadas cumplan con las condiciones para la reapertura. Foto: Yojamna Sánchez Ponce de León

“Para garantizar una adecuada implementación de los protocolos de higiene y desinfección en las instalaciones que reiniciarán sus operaciones, todos los centros de Cuba como el nuestro orientados por la Escuela Ramal, acometemos la tarea, condición vital para la reapertura y el recibimiento de los clientes”, expresó Dianelys Lavadí Mompeller, directora de la entidad aquí, quien también explicó:

“En un primer momento identificamos los entrenadores, personas con sólidos conocimientos de las especialidades y una experiencia de más de 15 o 20 años que apoyan el trabajo docente de la escuela. En lo fundamental aprovechamos una buena parte de los interruptos, para quienes concebimos un convenio con los hoteles para su pago. Luego realizamos la preparación metodológica del 12 al 16 y conformamos las matrículas. Trabajarán en dos equipos con nueve integrantes, entre entrenadores, profesores y especialistas de las áreas de Alojamiento, A+B (alimentos y bebidas), Recreación, que comprende Animación turística y Servicios náuticos; Asistencia de salud, Transporte, Tiendas, Compras y Mantenimiento de servicios técnicos”.

En la primera preparación metodológica con los integrantes de los equipos se les explicó la importancia de la acción. Foto: Yojamna Sánchez Ponce de León

Una vez que los trabajadores del polo turístico reciban la preparación, serán revisadas las instalaciones para si cumplen con las condiciones, otorgarles la certificación por el Centro de Capacitación y Salud Pública, aval para la reapertura.

“Identificamos cuáles reabrirán. El personal seleccionado y capacitado estará en cuarentena por 14 días en el Rancho del Tesoro y de ahí saldrán para el Cayo, donde existirán las condiciones para ellos y los turistas”, concluyó Lavadí Mompeller.

PRESERVAR DESDE LAS MEDIDAS

Para la prestación de los servicios se adoptarán medidas de estricto cumplimiento como el uso del nasobuco, el control del estado de salud de los colectivos y clientes, la identificación de los grupos de riesgo según las enfermedades crónicas o afectaciones que padezcan, presencia de alfombras desinfectantes y medición diaria de la temperatura corporal a distancia en los accesos de entrada. Además, a partir del conocimiento de los riesgos asociados a cada puesto de trabajo, identificarán los peligros de propagación del virus, especialmente en la interacción con los clientes, entre otras.

DESTINO SEGURO

Para los cursos con característica semipresencial se agruparán en dos aulas las personas, separadas a 1,5 metros de distancia.

Turcio Sánchez fungirá como uno de los entrenadores. Foto: Geraldo Mayet Cruz

Uno de los inmersos en esa labor es Turcio Antonio Sánchez Cisneros, con más de 16 años en la Empresa de Marinas y Náuticas MARLIN S.A. Cayo Largo y la sucursal del Colony, instructor de buceo y guía de pesca.

“Acá me desempeño como entrenador del idioma italiano. Formar parte de un equipo nos da la posibilidad, en estos momentos en que el país vuelve a la normalidad en tres fases, de incorporar el tema de la pandemia y proteger a trabajadores y clientes. Este es el preámbulo del proceso para llevar a cabo con éxito la revaluación, en la cual debemos lograr que todos comprendan la importancia de mantener la higiene y los nuevos hábitos adquiridos con la COVID-19 y como repercusión en beneficios esperamos que otros visitantes se sientan seguros en nuestro destino. Dada la experiencia adquirida, me gustaría compartirla con la juventud que se incorpora”.

Formatur no solo lidera el plan de capacitación de los protocolos de higiene y desinfección, también labora en su perfeccionamiento, a la par de la continuidad de sus programas lectivos. Antes de la reapertura, ejecutaban en hoteles y el resto de las áreas mejoras para ofertar un turismo de mayor calidad.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *