Indetenible marcha de mayo

Continuidad-marcha-1¿Quién ha dicho que la multitudinaria marcha por el Día Internacional de los Trabajadores terminó el martes?

Continuidad-marcha-2

¿Quién ha dicho que la multitudinaria marcha por el Día Internacional de los Trabajadores terminó el martes?

La Jornada del movimiento sindical por el Primero de Mayo concluye precisamente este sábado cinco para continuar alzando con más fuerza el reclamo a favor de la liberación de nuestros Cinco Héroes, extendido durante la masiva movilización en calles de Nueva Gerona, La Fe, Chacón, La Demajagua y demás poblados, a ritmo de júbilo, solidaridad, conga, baile y canto, como solo puede un pueblo unido y soberano, sin el temor a los porrazos y gases lacrimógenos que atropellaron a los estadounidenses .

La consigna de preservar y perfeccionar el Socialismo y otras que estremecieron la geografía pinera en esa histórica jornada, llamando a la eficiencia, al ahorro en cada puesto, a denunciar y burlar el bloqueo yanqui y a cumplir con celo los planes productivos y de servicios, tampoco quedaron en el limitado tiempo del inmenso desfile.

Siguen hoy en el fragor del trabajo, venciendo insuficiencias y transformando realidades, mentes, colectivos, comunidades y modos de acercar el mundo nuevo por el que no dejamos de apostar.

Esas mismas voces, sentimientos y empeños, expresados en pancartas multicolores, banderas, himnos y lemas a viva voz, remueven ya conciencias, iniciativas para sortear adversidades, inconformidad con lo hecho y mayor exigencia obrera frente al delito, al tiempo que compulsan innumerables acciones por aportar más y poner en práctica los Lineamientos de todos los cubanos, esos que luego de enriquecerse en masivo debate, encarnan hoy la voluntad popular por actualizar el modelo económico y asegurar la continuidad de la obra humana erigida entre todos.

La diversidad de rostros, generaciones, sexos, creencias y ocupaciones hizo más compacta esa marcha indetenible, que si bien tuvo momento inolvidable en el primer día del quinto mes, cuyo nombre debe a la diosa romana (Maia) de la primavera y los cultivos, apenas remonta una etapa decisiva por camino autóctono e inédito en medio de la crisis mundial, que lejos de amilanar a los pineros, aviva la confianza en sus propias fuerzas, la dirección histórica de la Revolución y una juventud que jamás se perderá en inútiles conflictos generacionales alentados por el capitalismo, porque está comprometida con la historia, el presente y el futuro.

“Se viene encima, amasado por los trabajadores, un universo nuevo”, dijo Martí y en laboriosa fiesta se levanta el pueblo no solo el Primero de Mayo, sino cada amanecer a defender sus conquistas y tomar el cielo por asalto.

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

{loadposition tabfinal}