Incrementar la producción de alimentos también es defender la Revolución

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Impulsar la economía del territorio a partir del incremento de la producción de alimentos con el propósito de garantizar la satisfacción del pueblo, constituye la tarea fundamental del campesinado y la mejor manera de defender la Revolución, según trascendió en el Pleno Municipal de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap), celebrado en la Isla de la Juventud.

En el cónclave fueron abordadas temáticas como la política de cuadros, funcionamiento orgánico, actividad ideológica, producción y economía, y la convocatoria una vez más estuvo dirigida a acabar de solucionar las cuestiones subjetivas que impiden avanzar en la concreción de resultados superiores, pues a pesar de que la escasez de recursos golpea con dureza al sector agrícola, varios de los problemas no dependen de lo material.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

El actual contexto caracterizado por la crisis mundial provocada por la covid 19 y el recrudecimiento del bloqueo yanqui impuesto a Cuba, exige explotar con mayor eficiencia las tierras entregadas en usufructo, lograr un mejor aprovechamiento de los recursos y multiplicar las mejores experiencias de los campesinos con resultados positivos.

Asimismo es preciso más acompañamiento, vinculación y participación de los cuadros con responsabilidad en granjas y cooperativas con las bases productivas, en pos de intercambiar y entre todos buscar las soluciones a las dificultades.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

En ese sentido urge también incrementar la capacitación, pues tras varios meses de la aprobación de las 63 medidas por el Gobierno Cubano para potenciar la producción de alimentos y satisfacer las demandas no cubiertas de productos agrícolas, todavía existe desconocimiento en la base.

No se ha logrado un salto en la estabilidad de la producción de viandas, hortalizas, frutas y vegetales, lo cual incide en que el cumplimiento del programa de autoabastecimiento territorial, esté promediando por debajo de las libras per cápita proyectadas.

Por su parte la campaña de frío permanece bajo tensión como consecuencia del injusto cerco del gobierno estadounidense, que afecta de manera considerable la adquisición de importantes recursos. Sin embargo el esfuerzo de los campesinos es evidente al percibir los niveles de siembra conseguidos hasta la fecha.

Se han tenido que adoptar alternativas para paliar la escasez, pero es indudable que aún existen reservas para explotar. De igual manera extendieron el llamado a que los asociados de las cooperativas contribuyan más en su radio de acción, trabajar en mejorar el ambiente y combatir lo mal hecho teniendo en cuenta que nuestros campesinos son líderes positivos en la comunidad.

Otros artículos del autor:

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *