Inclusión y participación efectiva a pesar del bloqueo

Diálogo con Arnolber Edilberto Hijuelo Elías, presidente de la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores (Aclifim) en la Isla de la Juventud.
Foto: Yoandris Delgado Matos

Acerca del reconocimiento social y la prioridad del Estado cubano a las personas con discapacidad, a pesar del cerco económico, comercial  y financiero impuesto por Estados Unidos a Cuba y sus nefastas consecuencias, reflexionó Arnolber Edilberto Hijuelo Elías, presidente del Comité Ejecutivo de la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores en el Municipio.

La organización conmemoró en días recientes aquí su aniversario 39 y para sus 1 413 asociados su divisa es el respeto a la diversidad, la inclusión y la participación efectiva.

Desde su surgimiento, el 17 de octubre de 1981, la Aclifim pinera  creó una nueva imagen de sus afiliados acorde con las condiciones sociolaborales propiciadas por la Revolución al poner en práctica más de 30 programas de atención a las personas con discapacidad.

Hijuelo Elías hizo énfasis en el programa de empleo con la incorporación al trabajo de los miembros aptos, otros cuentapropistas y el funcionamiento de dos talleres protegidos especiales pertenecientes a Industrias Locales, situados en Nueva Gerona y La Fe, donde realizan producciones destinadas a satisfacer la demanda popular y contribuyen a que la Empresa  cumpla sus indicadores.

La vinculación laboral nos proporciona los ingresos para sufragar los principales gastos y, de cierta manera, frena la sobreprotección familiar. También mejoramos la calidad de vida al desarrollar habilidades, ampliar la comunicación y ser más sociables y solidarios, conocemos los derechos como cualquier ciudadano y estamos en capacidad de cumplir con los deberes y las tareas en la comunidad para nuestra completa integración.

Al responder a otra pregunta subrayó: El criminal bloqueo priva al país de adquirir medicamentos, las materias primas destinadas a la confección de las prótesis de los miembros amputados y otras ayudas técnicas, junto a los artificios para la rehabilitación como colchones antiescara y recursos indispensables en el tratamiento de otros padecimientos.

Con la aparición de la covid-19 y al constituir un segmento poblacional vulnerable hemos tratado de ser disciplinados con el cumplimiento de las medidas higiénico sanitarias orientadas por Salud Pública. Recibimos la atención de las autoridades locales, de la Dirección de Trabajo y Seguridad Social, de los trabajadores sociales, mensajeros y el beneficio de resoluciones que indican que las personas con discapacidad de las tres asociaciones tenemos  prioridad en las colas (cada tres personas uno de nosotros) de las unidades de comercio y los servicios, farmacias, guaguas, agencias de viajes y talleres de reparación en general.

A su vez, somos constantes en la aplicación de nuestros reglamentos y estatutos y adoptando medidas pertinentes con los asociados que violan sus deberes e incurren en indisciplinas.

Arnolber evocó a Héctor Tamayo Romero, ya fallecido y quien como presidente de la Asociación realizó durante años una destacada labor: Sus enseñanzas –subrayó– son hoy el hilo conductor del trabajo de la Aclifim, fue un ser humano íntegro, depositó su confianza en los jóvenes y por más de ocho años me preparó para su reserva de cuadro.

Esta breve entrevista al joven que está al frente de la Asociación representa un homenaje a quienes a fuerza de voluntad y compromiso se han insertado en todas las esferas de la vida social.

Isla de la Juventud Salud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *