Inaplazable cambio exige el consumidor

El pasado mes de diciembre iniciaron los recorridos de varios equipos de enfrentamiento creados desde el Gobierno local para controlar y supervisar el correcto desarrollo de la Tarea Ordenamiento en el Municipio. A casi dos meses de esa ofensiva contra las violaciones, el panorama ya es diferente.

La reciente visita a entidades enclavadas en el Consejo Popular 26 de Julio da fe de algunos de los avances experimentados a raíz de un arduo combate que busca frenar las adulteraciones en los precios, el peso y la calidad de productos y servicios.

Monitoreados fueron el pesaje, la inocuidad de los alimentos, la protección al consumidor, el control de los productos por área, la higiene de los locales e incluso la actualización del libro de registro del autofocal.

Acostumbrados al buen servicio tienen a los clientes en la placita El Kayacito Foto: Yoandris Delgado

Lourdes Dávila Carlos, subdirectora comercial de la Dirección Estatal de Comercio, al frente de uno de los equipos diseñados para este fin, expresó el cambio ocurrido en la placita El Kayacito, la bodega El Modelo y la cafetería El Avión, aunque en esta última “el Sistema de Atención a la Familia (Saf) contemplaba en el menú productos con los cuales no contaban”.

No ocurrió así en los otros dos establecimientos, donde en el caso de la placita sus expendedores tienen acostumbrados a los clientes al buen servicio, la organización y variedad en las ofertas, también a buen precio; mientras en El Modelo tampoco detectaron anomalías, ni siquiera en el pesaje sorpresivo.

El Modelo hizo gala a su nombre al no detectarse irregularidades Foto: Casandra Almira

“El propósito –comentó Dávila Carlos– no es imponer simplemente las multas, sino crear un estado de conciencia y de sentido de pertenencia. Durante la última semana hemos apreciado una mejor preparación y en general han acatado las indicaciones anteriores”.

Según informó Alfonso Fonseca Torres, coordinador de programas y objetivos del Consejo de Administración Municipal que atiende la Defensa y las Comunicaciones, entre las principales violaciones detectadas en este período mencionó las alteraciones de precios, afectaciones por pesaje de productos de la canasta familiar normada y el pan, incumplimiento de medidas higiénico sanitarias, así como personas ajenas a las entidades expendiendo productos en panaderías.

Pero, si bien refiere Fonseca Torres que estos equipos de trabajo continuarán su labor en acompañamiento a la Tarea Ordenamiento, es imprescindible la denuncia más sistemática del pueblo en apoyo a este quehacer, con el cual han sido fiscalizados más de 250 establecimientos estatales y 150 no estatales.

“Como resultado –dijo– han sido retiradas dos licencias e impuestas más de un centenar de multas” que, tras la puesta en vigor de los Decretos 30 y 31, ascienden a los 5 000 u 8 000 pesos en dependencia de la afectación detectada.

Aunque hoy el panorama es diferente a las primeras experiencias, todavía restan cambios en torno a algunos servicios como el Saf, beneficiado desde el 2019 con la Resolución No. 99 del Ministerio de Comercio Interior, la cual ofrece la posibilidad de comprar alimentos a personas naturales o jurídicas o establecer convenios para sustentar el suministro de viandas, hortalizas y otros productos, de los cuales carecen hoy en el territorio por falta de autogestión.

No obstante, continúa adelante el empeño de desatar añosos nudos que impiden el avance de los servicios hacia un superior nivel de calidad, apegado a las normativas vigentes y la exigencia de un consumidor que pide un cambio ya inaplazable para corregir y acabar con quienes insisten en cometer infracciones.

Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

3 Replies to “Inaplazable cambio exige el consumidor

  1. Muy buen accionar, sería bueno que lo hicieran periodicamente y en especial a las bodegas, donde las pesas son practicamente muy viejas y las personas se quejan mucho del pesaje y la lentitud en que son atendidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *