Humanos con derechos celebran en Isla de la Juventud

Foto: Archivo

Los cubanos celebramos este lunes de una manera distinta a otros países, el día dedicado en el mundo a los Derechos Humanos, instituido el 10 de diciembre de 1950, ocasión en la cual la Asamblea General de las Naciones Unidas invitó a todos los Estados y organizaciones a observar esa efeméride.

Por eso en la Isla de la Juventud se realizan desde este fin de semana actividades culturales y recreativas en todos los consejos populares y Casas de Cultura, al igual que otras de carácter deportivo y gastronómico por el referido día.

En medio del proceso de actualización de su modelo económico, que busca asegurar el desarrollo y elevar la calidad de vida, Cuba puede festejar el Día Internacional de los Derechos Humanos con la satisfacción de haber conquistado y asegurado sus derechos fundamentales, entre los cuales está la dignidad y la libertad plena.

Desde cada barrio Cuba defiende los Derechos Humanos para todos, desde los más elementales de carácter individual hasta la tranquilidad ciudadana, entre otros muchos, sin preguntarles a las personas por sus ideas o credos.

Antes que a cualquier formulación jurídica o política en la que se empeña en tergiversar Estados Unidos, el concepto de Derechos Humanos hace referencia al sentido de la dignidad humana, y desde el barrio hasta el más apartado rincón los cubanos disfrutamos igualdad, justicia, respeto a todas las creencias religiosas, sin discriminación, y libertad de opinión y expresión.

Consecuentes con esa libertad se impone denunciar una vez más que el bloqueo yanqui es una flagrante violación de los derechos humanos de todo un pueblo, al igual que ese imperio atropella a sus ciudadanos en su propio suelo, masacrando y matando a las minorías étnicas y permitiendo portar armas de fuego hasta en las escuelas, donde son cada vez más frecuentes las víctimas y la inseguridad.

Sin discriminación alguna los cubanos accedemos a la prestación de servicios básicos de calidad como la educación, la salud, la asistencia y la seguridad social, sin tener que pagar un centavo.

Contamos con indicadores de salud similares a los de los países desarrollados, mientras que la educación tiene carácter universal y es gratuita en todos los niveles de enseñanza. Aquí, además, se fortalece la democracia, con participación protagónica de las organizaciones de masa como los CDR y la FMC.

A pesar de las dificultades económicas, varios foros internacionales reconocen que el país mantiene el compromiso de cooperar y compartir sus logros con otros pueblos.

Los Derechos Humanos se sostienen sobre dos pilares esenciales de la humanidad como la libertad y la plena igualdad entre los seres humanos, condiciones inherentes a todo ser sin limitaciones culturales, económicas, étnicas y sexuales, como se refrendan y amplían en el proyecto de Constitución que recientemente se sometiera a enriquecedora consulta popular.

Foto: Archivo

 

Otras de la Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *