DÍA DE LOS MÁRTIRES DE LA REVOLUCIÓN

Hombres inolvidables

Eran muy unidos los tres hermanos y el Día de las Madres despertaban a Doña Rosario con una canción y un ramo de flores.

Frank País García, el mayor, era alegre, martiano, maestro, solía ordenar sus ideas delante de una pecera y soñaba con un futuro al lado de su novia América porque sabía que Cuba sería libre.

Fidel en las montañas y Frank en la clandestinidad –con el seudónimo de David, nombre de un concurso para jóvenes– fueron las máximas figuras de la Revolución hasta la caída del último, el 30 de julio de 1957, aún sin cumplir los 23 años y a solo un mes de la muerte de su hermano menor Josué.

Por una delación, las bestias del tirano Fulgencio Batista acribillaron al Jefe Nacional de Acción y Sabotaje del Movimiento 26 de Julio junto al combatiente Raúl Pujol Arencibia, quienes tiñeron de rojo el piso del Callejón del Muro, en su natal Santiago de Cuba. El sepelio fue expresión de duelo popular y dio paso a una huelga general.
No fueron solamente Frank y Raúl los caídos un 30 de julio, también lo hicieron en distintos años y épocas René Ramos Latour, el General de Brigada del Ejército Libertador Juan Bruno Zayas Alfonso  y el capitán José María Martínez Tamayo en Bolivia. Por estos hombres inolvidables que marcaron este día se instituyó el 30 de julio el Día de los Mártires de la Revolución. Ellos y otros combatientes son el mejor legado para las nuevas generaciones.

26 de Julio 2020 Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *