Héroes detrás de un triunfo

Licenciado Agustín Peña en su labor habitual
Foto: Yesmani Vega Ávalos

El estrecho vínculo de trabajo creado dota al Municipio de una experiencia invaluable, permite el seguimiento más integral a madres y sus pequeños desde el diagnóstico prenatal y compulsa a los protagonistas seguir apostando por mejores resultados cada día

Si alguna estadística puede reflejar con claridad el compromiso y entrega de los trabajadores del sector de la Salud Pública para con la vida, ese es sin dudas la tasa de mortalidad infantil.

Cuando por segundo año consecutivo el Municipio logra el más bajo índice de este indicador a nivel nacional –2,3 por cada mil nacidos vivos en el recién concluido 2019– vale reconocer el quehacer de algunos de los artífices de tan magna obra.

Desde el médico y la enfermera del consultorio, los genetistas y ginecobstetras hasta las seño de Neonatología, son disímiles los profesionales que desde las diferentes unidades influyen en la obtención de estos buenos resultados pero, para muchos, la base está en el programa de diagnóstico prenatal.

Licenciada Yuneysy Casas
Foto: Yesmani Vega Ávalos

En este campo es archiconocido el doctor Abel García Valdés, pero junto a él los licenciados Agustín Peña Licea y Yuneysy Casas Pérez, son los responsables del seguimiento oportuno de cada bebito a través de la pantalla.

Con ellos la conversación fluye fácil, amena, pues sin “endiosarse”, son conscientes del gran aporte.

más familias con bebitos sanos

“Todos los niveles de atención son importantes, pero es cierto que en Cuba y me atrevo a decir en el mundo, uno de los pilares para alcanzar bajos índices de mortalidad infantil es el diagnóstico prenatal”, aseguró Agustín, quien con 30 años de experiencia en este programa, conoce bien los desvelos que conlleva.

“Es una responsabilidad enorme y por desgracia no somos infalibles; las malformaciones se clasifican en diagnosticables, de difícil diagnóstico y no diagnosticables y aunque el margen de error es pequeño, hasta el momento no se ha logrado captar al ciento por ciento de los casos, por ello han nacido bebés con alguna, pero lo que sí está claro es que el programa ha mejorado y ello se traduce en que más familias puedan gozar de bebitos sanos.

“Cuando se insertó el ultrasonido en el diagnóstico prenatal no contábamos con la organización ni la capacitación que hoy tenemos. Nuestras fortalezas están en la preparación constante, en el nivel tecnológico, porque dentro de lo que cabe siempre se nos han brindado equipos de calidad, y en la vinculación del doctor Abel que es obstetra con nosotros en el diagnóstico”.

por la calidad de vida de los recién nacidos

Durante la consulta en las áreas de salud
Foto: Yesmani Vega Ávalos

Por su parte, la licenciada Yuneysy Casas explica que las malformaciones complejas que más ven en consulta son las cardiovasculares, que en su mayoría no son compatibles con la vida o que, si no son diagnosticables mediante ultrasonido, influyen mucho en la calidad de vida de los recién nacidos, pues derivan en intervenciones quirúrgicas e incluso un temprano fallecimiento de la criatura, aspectos que inciden en la alta o baja tasa de mortalidad dado el escaso número de partos, el pasado año con solo 842.

“En el 2019 se interrumpieron 12 embarazos por causas genéticas pero no nos corresponde a nosotros mandar a interrumpir alguno. Cuando hay presencia de una malformación incompatible con la vida de conjunto con los genetistas le explicamos a la gestante y se le da la opción de finalizar el embarazo o no, pero es su decisión. Estas interrupciones solo se realizan hasta las 26 semanas, de ahí en adelante es solo en casos excepcionales que deben ser aprobados a nivel nacional y llevados a cabo en La Habana por un equipo especializado.

“Hay casos en los que las alteraciones son leves como el labio leporino que se pueden reparar tras el nacimiento y no constituyen causa para interrupción”.

una experiencia invaluable

Por si esto no fuera suficiente, estos héroes del día a día también contribuyen a que la tasa de mortalidad materna se consolide como la mejor del país con 17 años consecutivos en cero.

“Además del diagnóstico de una serie de afecciones que se logran con la atención primaria, nosotros realizamos el doppler de la arteria uterina que pronostica la hipertensión en el embarazo, así como los seguimientos a las gestantes con diabetes gestacional y con   cardiopatías”, señaló Agustín Peña.

La atención a los pequeños es permanente
Foto: Yesmani Vega Ávalos

“El trabajo cohesivo entre los profesionales que intervienen en el Programa de Atención Materno Infantil como prioridad del país nos posibilita una comunicación constante entre todos los departamentos. En otras provincias el ultrasonografista del programa de genética no es el que hace el ultrasonido de las 12 o las 22 semanas y en nuestro caso, que en el territorio todo esté centralizado nos posibilita que seamos nosotros tres atendiendo a  las embarazadas por lo que el seguimiento resulta más integral.

“Aquí hemos creado ese vínculo de trabajo que nos dota de una experiencia invaluable, como Municipio nos funciona y por ello seguiremos apostando por mejores resultados cada día”, aseguró.

Isla de la Juventud Mortalidad Infantil Salud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *