Hazaña cotidiana

Cuando con sangre escribe/ Fidel este soldado que por la Patria/ muere, no digáis miserere:/ esa sangre es el símbolo de la/
Patria que vive.

Con estos versos el poeta nacional cubano Nicolás Guillén honra al joven miliciano cienfueguero Eduardo García Delgado y su heroico gesto de plasmar con su sangre el nombre de Fidel antes de morir en Ciudad Libertad, tras ser ametrallado la madrugada del 15 de abril de 1961.

Las embestidas las propician aeronaves B-26 estadounidenses camufladas con insignias cubanas pintadas en sus alas y cola, para confundir y destruir los pocos aviones en tierra destinados a la defensa del país. El acto monstruoso también ocurre de forma  simultánea en los aeropuertos de San Antonio de los Baños en La Habana y el Antonio Maceo, en Santiago de Cuba.

Era el preludio de la agresión mercenaria por Bahía de Cochinos, al sur de la Península de Zapata, y del desembarco por Playa Larga y Playa Girón, dos días después, frente a cuyas acciones se movilizan el pueblo, el Ejército y las milicias con Fidel al frente.

Contratacan al enemigo y en 60 horas propician una aplastante derrota a la brigada invasora 2506, el 19 de abril de 1961. Este domingo se cumplirán 59 años de la hazaña.Mientras unos mercenarios claudicaban, otros eran capturados cuando trataban de huir, como ocurrió en las costas pineras, donde los combatientes estaban en pie de guerra.

Más de 150 combatientes revolucionarios murieron y varios civiles fueron asesinados por la aviación enemiga.

El fracaso de no poder apoderarse de un pedazo del territorio nacional para aniquilar al Gobierno revolucionario resulta un gran fiasco de la política estadounidense y significa el primer infortunio del imperialismo en América Latina. Respecto a Cuba su pueblo convierte la hazaña en práctica cotidiana y un ejemplo es su resistencia durante décadas ante el recrudecimiento del cruel bloqueo económico, comercial y financiero yanqui.

Solo la unidad, solidaridad y voluntad política del Estado Cubano posibilitan seguir adelante en medio de la pandemia planetaria de la COVID-19 y las acciones terroristas norteñas como el despliegue de su flota naval militar frente a las costas de Venezuela y del Caribe y la más reciente amenaza del presidente Donald Trump de congelar los fondos de la Organización Mundial de la Salud en plena crisis.

Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *