Hacer menos costosa la batalla

La fumigación es fundamental para liquidar los mosquitos adultos Un amigo me confesó que su casa nunca había sido fumigada porque un familiar era asmático y aquello le afectaba. Ya no tiene viviendo allí al familiar, pero tampoco lo había hecho. Le hablé de cucarachas y trazas, y de cómo él era el punto débil en las acciones de salud del Municipio.

En el Municipio Especial aunque disminuye el índice de focalidad con respecto a etapas precedentes, todavía queda por hacer en aras de reducir la presencia del Aedes

La fumigación es fundamental para liquidar los mosquitos adultos

Fotos: Arturo Enamorado y Gerardo Mayet

Un amigo me confesó que su casa nunca había sido fumigada porque un familiar era asmático y aquello le afectaba. Ya no tiene viviendo allí al familiar, pero tampoco lo había hecho. Le hablé de cucarachas y trazas, y de cómo él era el punto débil en las acciones de salud del Municipio.

Él es un hombre inteligente, capaz, revolucionario; entendió y ahora deja fumigar; comprendió que el mosquito es el enemigo en las casas. Llegó el momento de darle una hojeada a lo que estamos gastando para llevar a cabo la campaña antiaegypti y sus resultados en Isla de la Juventud.

Los primeros resultados denotan que por falta de conocimiento, apatía o por aquello de que el daño le ocurre a otro, la población de Nueva Gerona, donde existe el Aedes, no tiene verdadera dimensión del peligro. Por lo que es remisa a que la quieran salvar.

El control de cada recurso y la disciplina valen en cada plan y evaluación

EL DENGUE EN EL MUNDO

El dengue es una enfermedad que es trasmitida por el mosquito Aedes aegypti, se caracteriza por un cuadro febril agudo, intenso malestar general, (cefalea, dolor retro-ocular, dolor muscular y en las articulaciones), generalmente acompañado de erupción cutánea.

Su accionar es tan peligroso que en el pasado 2011 provocó epidemias en varios países del continente y, según datos de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), afecta cada año a cerca de 100 millones de personas en todo el mundo.

Esta porta cuatro virus diferentes, lo que hace muy difícil la creación de una vacuna para acabar con el mal; aún así laboratorios cubanos y varias empresas farmacéuticas internacionales laboran en pos de su creación.

Hasta el momento no existe, por lo que el método más racional es la eliminación del vector que la trasmite. Por eso el Estado cubano, a pesar de la situación económica del país, gasta millones de pesos cada año en productos, su aplicación y una campaña de divulgación que mantenga en alerta a los cubanos.

Revisar cualquier rincón ayuda a ganar la batalla contra el Aedes

LO QUE CUESTA LA CAMPAÑA

En la Isla de la Juventud el costo de las labores están valoradas en 780 988 pesos, según el programa previsto para el 2012, de ellos más de 389 000 pesos corresponden a salarios; algo así como unos 32 400 pesos mensuales aproximadamente.

Lo anterior lo explicó  Girlando Hernández, vicedirector de Economía y Servicio de la Dirección Municipal de Salud, quien agregó: “La campaña del 2011 costó mucho más y si le agregamos el valor de las motomochilas, bazucas y otros equipos, se han empleado más de un millón de pesos en erradicar los vectores y proteger a la población del dengue.

“Las personas muchas veces no saben que ese abate que derrochan cuesta divisas y es muy bueno para proteger los envases de agua de las larvas. Si se realiza un correcto chequeo autofocal y siguen las orientaciones, serán menores las necesidades de fumigación y menos costosa la campaña”, aseguró.

Por su parte, Alides Osorio Montero, jefe del programa de erradicación del Aedes aegypti en la Unidad de Vigilancia y Lucha antivectorial del territorio, corroboró el costo y señaló que en el territorio no se alcanzan los resultados esperados por la incomprensión de algunos vecinos.

“A pesar de la divulgación a todos los niveles hay personas que no tienen conciencia del riesgo para él y su familia y cometen indisciplinas como votar el abate, mantienen vasos espirituales y acumulan agua en recipientes destapados.

“Este insecto vive cerca de las personas, en las casas y patios, por eso hay que dar allí la batalla y ser estricto en el cumplimiento de las indicaciones. Los vecinos no son los únicos culpables, también hay operarios de control de vectores que no realizan sus labores con la calidad requerida, no tienen un control eficiente y ejecutan sus tareas empleando poco tiempo, en detrimento de la calidad.”

El descuido y la indisciplina no solo afecta la economía sino también la salud de los pobladores

ACCIONES NECESARIAS

Al intercambiar con varios de los que trabajan en la base conocimos que en esta etapa la infestación baja; pero todos saben que en la época de lluvia será mayor.  Así argumentan la importancia del control estricto y disciplina para mantener su presencia en parámetros aceptables; por tal motivo revisar patios y tanques elevados, verter el agua de los recipientes, constituyen acciones de primer orden en esta misión por la vida.

La detección de focos de Aedes en viviendas lleva sus multas y nadie quiere recibirla, pero se han impuesto decenas en lo que va de año aunque no es el deseo de los especialistas; sin embargo, hay que cuidar más cada casa y sus alrededores con mayor empeño.

En la actual campaña antivectorial, donde laboran unas 260 personas, entre administrativos, operarios, fumigadores y otros, los números finales de marzo señalan que la infestación ha bajado con respecto a etapas precedentes; no obstante, todavía al cierre de marzo estaba a 0,18, muy superior al 0,05 permisible.

Según expresara Fidel Blanco Machado, estadístico de la Unidad Municipal de Lucha Antivectorial, estos meses lluviosos que se avecinan son peligrosos y se puede elevar la focalidad, por eso llamó a aumentar la exigencia, tratar que en abril sean menos los focos que en marzo, cuando se reportaron 53, y enfrentar con mayor fuerza las indisciplinas.

De nada vale que se visiten las 25 618 viviendas que mensualmente se chequean, si sus moradores siguen sin apoyar la campaña y comprender que el enemigo se vence con orden, inspección y la cooperación de todos.

Esta pregunta me la hice muchas veces y la respuesta la encontré en la labor de los compañeros de Vectores y los policlínicos, una mayor comprensión en la población y la amplia ofensiva de prevención realizada en puntos como el aeropuerto, Viajeros y el puerto, donde personal de salud chequea a los que arriban a la Isla y toman las medidas pertinentes.

A esta parte de la batalla se le acredita la no existencia de la enfermedad y ello en gran medida responde a la amplia ofensiva de prevención en puntos clave como el aeropuerto, Viajeros y el puerto; aunque es necesario elevar la participación social, para que, en caso de algún enfermo, el mal no se propague.

Esta campaña tan necesaria para la salud de la población será menos costosa cuando los pineros cumplamos con disciplina y eficiencia la parte que nos toca y liquidemos los focos de Aedes de nuestras casas y patios.

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

{loadposition tabfinal}