Hacer en beneficio del barrio

Foto: Karelia Álvarez Rosell

La Demajagua, esa tercera comunidad en importancia en la Isla de la Juventud, ha estado muy animada por estos días. No solo los carteles que anuncian la entrada al poblado lucen colores avivados sino también las áreas deportivas, donde los jóvenes comparten y disipan sus energías en prolongados juegos de baloncesto.

Algunas transformaciones han ocurrido en los últimos quince días en el Consejo Popular, que agrupa a unos 5 000 habitantes y contempla cuatro demarcaciones vulnerables, resultado de la visita integral que desde hace algún tiempo desarrolla el Gobierno como parte del perfeccionamiento del estilo de trabajo del Poder Popular, cuyo órgano este mes arriba a su 45 aniversario.

Hasta allá ha ido la máxima dirección del Municipio, representantes de entidades, organismos, organizaciones de masa y políticas a hablar de retos, motivaciones, participación cuidadana, resultados, añosos planteamientos, preocupaciones y posibles soluciones.

Quizá habrá que pensar en si quince días serán suficientes para erradicar problemas, muchos añosos y que demandan recursos; no obstante, sí se pudieron desentrañar varios, sobre todo aquellos asociados a la legalización de viviendas que hasta entonces carecen de la documentación requerida, fundamentalmente en las demarcaciones vulnerables: Conducta 1, Geología, Los Mangos y El Tronco.

Las palmas se llevaron sectores como el Inder, Cultura y Educación por su desempeño en el Consejo, donde sobresalen las acciones constructivas en la casa de cultura en Atanagildo, de áreas deportivas y fomento de huertos en los planteles educacionales, aunque se insistió en la necesidad de involucrar más a los niños y jóvenes en la tarea, así como en el incremento de actividades culturales y recreativas, con mayor énfasis los fines de semana.

Recursos Hidráulicos, por ejemplo, remedió salideros, obstrucciones y rehabilitó diez metros de la conductora para mejorar la entrada de agua, pero todavía quedan trabajos pendientes como concretar las reparaciones del pozo G-61 y un sistema de trabajo en aras de lograr la sistematicidad en los mantenimientos de las redes; de igual manera a la Dirección Municipal de Vivienda deberá avanzar en la impermeabilización de edificios multifamiliares afectados.

Como resultado de la visita integral surgieron unos 11 nuevos patios y parcelas; sin embargo, quedó claro el arduo bregar que deben acometer las unidades productivas pertenecientes al sector agrícola en pos de impulsar la obtención de alimentos.

Poca respuesta tuvieron las quejas de los electores relacionadas al sector de la Salud, las cuales van desde la permanencia y atención del médico y la enfermera de la familia –aunque se reorganizó la fuerza-  hasta el estado constructivo de las instalaciones y la ausencia de una ambulancia para enfrentar las urgencias del Consejo, reclamo al cual la Intendencia Municipal orientó resolver con urgencia “porque fue un compromiso con el pueblo y hay que cumplir con la palabra empeñada”.

Insatisfacciones referentes al Comercio y la Gastronomía, así como otros ámbitos habrá que brindarle el debido seguimiento para que en verdad estas visitas integrales no pierdan su esencia, que además de estrechar el vínculo con el pueblo tiene también como fin hacer cada vez más en beneficio del barrio.

 

 

Otros artículos del autor:

Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *