Hablando de ciberseguridad (X)

El 8 de enero de 2013 la red social Twitter suspendió indefinidamente más de 900 cuentas pertenecientes a la organización cubana,  Joven Club de Computación y Electrónica. Este hecho coincidió con la cobertura que realizaban del recorrido conmemorativo de la caravana que condujo a Fidel Castro y otros miembros del Ejército Rebelde a La Habana en enero de 1959, luego del triunfo de la Revolución cubana.

Las etiquetas #Cuba y #Caravana54 ocuparon lugares destacados durante varios días. La primera hasta el siete de enero tenía 30574 tweets y desde el tres de enero se había posicionado entre las 20 etiquetas más populares.

El 18 de mayo de 2018, en medio de la intensa cobertura al accidente aéreo ocurrido en La Habana ese día, la red social Twitter bloqueó la cuenta del sitio Cubadebate, el medio de noticias que más visitas recibe. Un mensaje automático de Twitter explicaba que “su cuenta está temporalmente restringida porque ha presentado actividad inusual”.

Estos son solo algunos ejemplos de los ataques de Twitter en medio de eventos importantes para Cuba. Sirva de preámbulo para hablar con Miguel Gutiérrez Rodríguez, Director General de Informática del Ministerio de Comunicaciones, sobre el ataque cibernético perpetrado por la empresa Twitter a varias cuentas de  medios de comunicación de la isla, entre ellos Granma y Cubadebate; la de otras instituciones,  periodistas y funcionarios de varios organismos el 11 de septiembre de 2019.

 Miguel, ¿existe algún otro antecedente donde la red social Twitter haya actuado a las órdenes del gobierno estadounidense?

En su momento, varios medios de comunicación publicaron que durante las elecciones del 2009 en Irán la entonces secretaria de Estado, Hillary Clinton, ordenó posponer un mantenimiento programado a los servidores de esta red social para permitir que supuestos activistas iraníes denunciaran el fraude de las elecciones, las manifestaciones del pueblo y la represión del gobierno de ese país. Twitter cumplió con el mandato del Departamento de Estado y pronto se supo que la mayor parte de los activistas que enviaban sus tweets se encontraban en territorio estadounidense, y que estas acciones provocaron unos 20 muertos.

Durante el Referéndum Constitucional  en Cuba, los enemigos de la Revolución utilizaron Twitter para intentar que hubiese  rechazo ciudadano y ofrecer al mundo una falsa imagen de oposición antigubernamental. Entre los principales implicados en esa tentativa se encontraba la Office of Cuba Broadcasting, oficina del gobierno de Estados Unidos a la que pertenece Radio TV Martí, que forma parte del Grupo de Trabajo sobre Internet en Cuba.

Pudiera referirse a lo acontecido el pasado 11 de septiembre, minutos antes de iniciarse la transmisión en vivo de la comparecencia especial del presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez en el programa televisivo Mesa Redonda.

Como es conocido en ese momento la red social Twitter inició el bloqueo numeroso y selectivo de más de 250 cuentas de medios de prensa y profesionales de este sector, de algunos organismos y sus gestores de comunicación.

El objetivo de este ciberataque fue limitar el alcance e impacto en la opinión pública cubana e internacional de la información sobre la situación energética del país que el presidente Díaz-Canel realizaría en la Mesa Redonda, y sobre el plan genocida de la actual administración estadounidense contra el pueblo de Cuba.

También pretendían crear una situación que desviara la atención y el debate hacia otro tema, cuestión que se corroboró al día siguiente cuando en el sitio OnCuba se publicó un artículo donde un directivo de Twitter justificó  la suspensión masiva de las cuentas argumentando que era por violación de las normas y condiciones del servicio de esa red social, utilizando un lenguaje muy técnico y poco comprensible para la mayoría del público.

¿Qué repercusión tuvo este ataque desde el punto de vista de la comunicación?

 A pesar del bloqueo de estas cuentas el volumen de contenidos generados con las etiquetas #Cuba, #NoMásBloqueo, #AquíNoSeRindeNadie fue numeroso al ser usadas por casi 13 mil usuarios que generaron más de 76 mil mensajes.

Por solo citar un ejemplo, la etiqueta  #Cuba alcanzó un número mucho más elevado de lo que se manifiesta diariamente, pues se generaron más de 63 mil tweets, por más de 12 mil usuarios. Aquí por supuesto no se pudo considerar las cuentas de Cubadebate y de Granma, que reúnen más de 700 mil seguidores.

Sin dudas, aunque lograron limitar no pudieron impedir que Twitter sirviera de plataforma para amplificar el mensaje de la Revolución.

Otras redes sociales también se pliegan a este tipo de maniobras, sirviendo como plataformas para la subversión político ideológica y la desestabilización. Ante estas situaciones, no son bloqueados los perfiles que se utilizan para atacarnos.

Ciencia y Tecnología
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *