Haarlem, otro reto para el béisbol cubano

rusneyHoy se abre otro desafío para la pelota cubana: la Semana Beisbolera de Haarlem, Holanda. Luego del exigente y provechoso Tope Bilateral con Estados Unidos, nuestros representantes afrontan un certamen que no ganan desde 1998, y 14 años sin un título son demasiados, teniendo en cuenta la tradición y calidad del deporte de las bolas y los strikes en la Isla.Si bien es cierto que en las últimas seis ediciones no nos hemos presentado con escuadras de lujo, tampoco se puede obviar que, salvo Holanda, el resto de las naciones tampoco ha concurrido con sus novenas de mayor rango. Aún así, llegar a la cima se ha convertido en una quimera que la tropa dirigida por Víctor Mesa

rusneyHoy se abre otro desafío para la pelota cubana: la Semana Beisbolera de Haarlem, Holanda. Luego del exigente y provechoso Tope Bilateral con Estados Unidos, nuestros representantes afrontan un certamen que no ganan desde 1998, y 14 años sin un título son demasiados, teniendo en cuenta la tradición y calidad del deporte de las bolas y los strikes en la Isla.Si bien es cierto que en las últimas seis ediciones no nos hemos presentado con escuadras de lujo, tampoco se puede obviar que, salvo Holanda, el resto de las naciones tampoco ha concurrido con sus novenas de mayor rango. Aún así, llegar a la cima se ha convertido en una quimera que la tropa dirigida por Víctor Mesa intentará rebasar en la presente justa.

Para ello tiene un plantel fuerte en el que, no obstante, resaltan también lagunas como la ausencia de una segunda base natural, el déficit de bateadores zurdos (solo Cepeda, ambidextro, puede pararse a la izquierda del plato) y la limitada pólvora de los dos receptores convocados.

¿No había realmente un intermedista con capacidad para integrar el equipo? Yenier Bello, ¿por qué apenas tuvo oportunidad si es el más ofensivo de los cuatro receptores citados?

Estas interrogantes saltan a la vista y no dejan de inquietar tras la conformación del plantel, que enfrentará de nuevo a Estados Unidos, además de Puerto Rico, Taipei de China, Japón y los flamantes campeones mundiales holandeses (nunca pensé que tendría que escribirlo).

El primer escollo será Puerto Rico este viernes, escuadra de la que apenas ha trascendido información. Sin embargo, por muy débil que se presente el plantel boricua, la dirección cubana no correrá riesgos y enviará al montículo a Yadier Pedroso, as de la rotación nacional, a quien debe seguir en los partidos venideros Freddy Asiel Álvarez y Odrisamer Despaigne.

Con respecto a los titulares, Víctor Mesa despejó casi todas las dudas en la última conferencia de prensa del Tope Bilateral: Pestano, Abreu, Rudy o Aledmis, Arruebarruena, Yulieski, Despaigne, Rusney y Bell, con Cepeda como designado, alternando en este puesto con el toletero granmense, recordista nacional de cuadrangulares.

El orden de estos hombres no es un secreto, solo que el bajo rendimiento de Rusney en el primer turno incita a pensar en variantes para ocupar el importante puesto, en el que se vería muy bien el matancero Guillermo Heredia, primer bate natural, extremadamente rápido, de excelente contacto y destacado defensor del jardín central.

Esta variante se antoja atractiva, al menos mientras el patrullero avileño realiza los ajustes pertinentes para volver a anclar en el lineup, pues sin duda es uno de los peloteros con mayor potencial para afrontar torneos de máximo nivel.

Rusney es el clásico pelotero de cinco herramientas, pero el movimiento del jardín derecho al central, y del tercer turno al primero, pueden haber alterado su rendimiento, sin olvidar que jugó toda una temporada sin respiro en el campeón del patio, Ciego de Ávila.

El cansancio hace mella en cualquier pelotero, no importa qué tan bueno pueda ser, y Rusney no es el único caso, pues su coterráneo Vladimir García también se ha visto muy lejos de su habitual forma, estado lógico tras apenas reposar las 220 entradas de actuación en el clásico nacional.

A pesar de estos teóricos hándicaps, no se espera otra cosa de Cuba que no sea la victoria. Borrar la imagen de las últimas seis ediciones (cinco platas y un bronce) resulta imprescindible, en pos de volver a ganar una justa esquiva desde 1998, cuando, los nuestros desbancaron a Australia y José Ariel Contreras fue nombrado el mejor lanzador del evento.

De la anterior cita en el 2010 solo repiten cinco jugadores (Rudy Reyes, Alexei Bell, Freddy Asiel Álvarez, Norberto González y Yoelkis Cruz), quienes deben tener grabada aún la apabullante derrota por nocao sufrida a manos de Holanda, así como el posterior descalabro ante Japón, que los eliminó de toda posibilidad de luchar por el metal dorado.

HAARLEM, UNA HISTORIA MUY ANTIGUA

Contrario a lo que muchos pueden pensar, la Semana Beisbolera de Haarlem surgió hace mucho tiempo, en 1961, cuando los holandeses veían mucho más cerca el título mundial de fútbol que el de pelota. No existía ninguna tradición del deporte de las bolas y los strikes, pero se aventuraron a organizar un torneo por invitación, en el que el podio fue ocupado por novenas exóticas como Alconbury Spartans (Reino Unido), Wiesbaden Flyers (Alemania) y Châteauroux Sabres (Francia), representaciones de la Fuerza Aérea de esas naciones.

Ya para 1963 comenzó el reinado del Sullivans, elenco norteño que ha ganado en seis oportunidades, la última de ellas en 1990, aunque luego ocupó el podio con un tercer puesto en 1996 y 1998. De forma general, Estados Unidos ostenta 13 coronas y varios son los combinados de ese país (French Woods, California Stags, United States Air Forces in Europe, Alaska Goldpanners, Arizona Wildcats, Washington State University, Little Caesars y Miami Hurricanes) que han intervenido en la competencia organizada en la norteña ciudad holandesa.

Cuba debutó en 1972 y alcanzó la primera posición en uno de los dos grupos convocados, y repitió similar ubicación en 1974, tiempos en los que Félix Isasi mereció el galardón de Jugador Más Valioso. Pese a esta impetuosa entrada, pasaron 22 años para un nuevo triunfo de los antillanos, que repitieron en 1998, su último metal áureo en Haarlem.

En cuanto a galardones individuales, no son muchos los cubanos agraciados, baste decir que, además del mencionado premio a Isasi, ningún otro criollo ha merecido el MVP, y solo Rafael Orlando Acebey (1990) ganó el honorario de Jugador Más Popular.

El resto de los galardonados son Silvio Montejo (líder bateador, 1972), Carlos Kindelán (líder bateador, 1990), Carlos Tabares (líder bateador, 1996), Roniel Varona (líder bateador, 2002), Pedro José Rodríguez Jr. (máximo jonronero, 2002), Yoandry Garlobo (máximo jonronero, 2008), Iván Álvarez (mejor lanzador, 1994) y Eduardo Paret (mejor defensor, 2008).

Por lo general, la Semana Beisbolera de Haarlem se tiende a confundir con el Torneo Interpuertos de Rotterdam, tal vez porque se celebran en fechas similares, pero en años alternos. La lid de Rotterdam se inauguró en 1985 y Cuba es la máxima ganadora con ocho coronas.

ESTADOS UNIDOS BLANQUEÓ A HOLANDA

En partido amistoso previo a la lid, norteamericanos y holandeses midieron fuerzas en Amsterdam, y los norteños propinaron lechada de 3-0 con pitcheo combinado de Jake Reed, Dan Child, David Berg, Trevor Williams y Ben Grover, quienes se repartieron la labor monticular sin apenas permitir libertades (tres jits y siete ponches) a la tanda de los campeones del orbe.

Dave Serrano dio descanso en esta ocasión a sus toleteros D. J. Peterson y Michael Conforto, quienes jugaron en pleno el tope de La Habana. Sus puestos en la alineación los ocuparon Kris Bryant y Marco Gonzales, respectivamente, aunque sin grandes dividendos, pues ambos se fueron en blanco en tres turnos contra seis lanzadores holandeses.

A la ofensiva descolló, como frente a los cubanos, el segundo bate y jardinero izquierdo Johnny Field, con par de imparables y una anotada, en partido de poca ofensiva en general, pues entre las dos novenas solo conectaron nueve indiscutibles.

Los naranjas se vieron desajustados frente al poderoso pitcheo de Estados Unidos, pero sus lanzadores lucieron en buena forma contra una artillería que hace apenas unos días anotó 25 carreras ante los serpentineros cubanos.

El debut de estos elencos en Haarlem se producirá el sábado cuando los estadounidenses se las vean con Japón y los locales choquen contra Puerto Rico.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}