Ha muerto un poeta de la luz

Palabras de Julio César Sánchez Guerra en la despedida de duelo de Jaime Prendes Montes, este lunes 22 de enero, y un poema de Liudys Carmona Calaña.

Siento necesidad del silencio de una página en blanco. Pero pido alzar unas palabras. Ha muerto un artista, un hombre que amó por encima de sí mismo. Tuvo fuerzas para enfrentarlo todo, menos para vivir sin Bella. ¿Ha muerto, o todo es tránsito para otra esfera, otro silencio? Jaime Prendes Montes nos deja un ojo gigantesco y mágico para ver los atardeceres de la Isla, el nacimiento de la luz, sus poetas y paredes. A veces sus palabras eran látigos porque sabía que la verdad es amarga y hermosa. Martiano de corazón, dijo que poco sabía de Martí, pero lo intuía en el alma. No se consideraba un intelectual, mas nunca dejó de pensar otra Isla posible, renaciendo desde las aguas dulces y salobres. No era la gloria su meta sino el arte, la belleza, el bien para curar, un lente crítico para crecer desde el dolor. Sus exposiciones dejan algo más que una imagen. Están llenas de agudas reflexiones sobre la vida y la muerte, la Isla o el hombre nuevo.

Tu pupila, compañero, también está insomne, como una cámara lista para disparar la luz. Allí estás, en la antología de la fotografía erótica en Cuba, resumen de todos los tiempos. Allí estás, en las películas de Fernando Pérez. Allí estás, en la pasión desenfundada de los que no se cansan de crear. Tu obra es poesía irreverente, incómoda y hermosa. Tu amor con Bella es una página íntima y lírica, dos mitades, dos sueños, dos alegrías en el mismo surco de un verso que raja las palabras. Jaime, hijo de Camila y Jesús. Tiene tres hijas. Nació en Placetas. Era el 21 de noviembre de 1966. Hoy es 21 de marzo, Día de la Poesía, día que anuncia el nacimiento del mundo de las flores. Y el 21 es un número sagrado. Es como si los equilibrios cósmicos trazaran los derroteros de su tiempo. Hoy hablaremos de la vida, de la huella de Prendes en las calles de su tiempo, en las orillas de las hojas, en el mármol de los pinos, en los cuerpos desnudos, en la vida con alas para alcanzar los horizontes imposibles. Amigo de la alegría y la lealtad. No fue hijo del odio sino del amor. Ha muerto un poeta de la luz.

Alguien te llamó El Ojo de Isla de Pinos. De ti también se podría decir: Y da un rayo de sol. Y sale a caminar un hombre con una cámara en el pecho, listo para salvar la luz.

EL PRIMER DÍA DE PRIMAVERA

Ella partió como una luciérnaga a iluminar la oscuridad
él no resistiría
se lo dijo en un suspiro
y ella no quiso escuchar.

Ella, por si él no lo entendía
lo esperó en la puerta
el primer día de primavera.

Ella y él
se acaban de encontrar.

Él se lo dijo en un suspiro
y ella no quiso escuchar.

-Una luciérnaga no debe estar sola en la oscuridad-.

Liudys Carmona Calaña

Cultura Isla de la Juventud
Colaboradores:

4 Replies to “Ha muerto un poeta de la luz

  1. La muerte está lejos de ser el final, cada persona tiene un propósito en su tiempo, en su traje de carne, en esa prisión que cargamos, ojalá no olvide. Recuerdo a Jaime cuando iba a jugar Mortal Komba a su casa, luego al crecer yo y hacerme mayor, recuerdo a un Jaime mas maduro de alma y espíritu, entendía ya como funcionaba todo. Estudié con Bella, en la media? No recuerdo bien. Fuerzas, que el mundo tal y como lo conocemos no es definitivo, hay muchos otros en los que están juntos, y se reencuentran una y otra vez porque se buscan, porque se aman.

    1. Conocì a Jaime desde niño. Cuando joven le encantaba coleccionar fotos del artista español Camilo Sexto. Hacia mucho tiempo que no lo veia personalmente pero seguia sus obras que ponian. Su Mamà Camila, su hermano Jesus.
      Mi mas sentidas condolencias.
      Ledys

Responder a L.R.A Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *