Germen de la revolución agraria

“En esta etapa histórica en que vivimos, sin Reforma Agraria no puede haber Revolución Cubana; y aquí, tal vez por participar en el mismo, no nos percatamos de la magnitud de este acto, porque en el día de hoy (…), está naciendo la Revolución Agraria que ha de echar las bases de la verdadera Revolución Cubana”.

Con aplausos y ovaciones respondieron los delegados de las 84 bases campesinas de San Luis, Mayarí, Sagua de Tánamo, Yateras, Baracoa y Guantánamo presentes en el histórico Primer Congreso Campesino en Armas, al escuchar estas palabras del entonces Comandante Raúl Castro Ruz, fundador del Segundo Frente Oriental Frank País García, quien presidió la memorable reunión celebrada el 21 de septiembre de 1958, en Soledad de Mayarí.

Al cabo de 60 años, aquel encuentro de campesinos revolucionarios efectuado en medio de la guerra contra la dictadura del tirano Fulgencio Batista, cobra especial significación y mantiene su trascendencia porque aquellos hombres y mujeres del campo que fueron tomados en cuenta por primera vez y organizados.

Hoy día, agradecidos por las reivindicaciones sociales recibidas y fieles a la Patria, cumplen con orgullo con su principal deber que es producir alimentos para el pueblo, en volúmenes que se incrementan y diversifican, y asumen importantes compromisos productivos, políticos y sociales.

En estos momentos se han sumado y alzado sus voces en la consulta popular del Proyecto de la Reforma Constitucional, sin dejar de festejar la fecha con las más diversas iniciativas por intermedio de su Asociación Nacional de Agricultores Pequeños, surgida al calor del indetenible proceso de transformaciones emprendido por la Revolución triunfante.

Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *