Generosidad de sangre

Los donantes voluntarios aprecian los aplausos y diplomas en la jornada de homenaje, pero afirman que no hay felicidad comparable a la de saber que salvan vidas…

Alexis Aguilera Velázquez y su hijo Alexander Aguilera Hernández son dos humildes trabajadores, de la construcción uno y de la agricultura el otro, que tienen el orgullo de compartir no solo el mismo hogar y el CDR 2 de calle 11 en el Consejo Popular de Sierra Caballo, sino también una noble entrega y herencia.

“Yo aprendí muy joven con mi padre, que era donante, la felicidad que proporciona a uno extender su brazo para salvar vidas y obtener medicamentos necesarios, es un gesto desinteresado que mucho me enriquece desde hace 32 años”, reconoce Alexis.

De él expresacon orgullo su retoño mayor: “fue mi inspiración en ese aporte que hago desde los 19 años, le agradezco su ejemplo y enseñarme lo importante de crecer pensandoen los demás, sin darle importancia al valor de las cosas materiales, de ayudar sin nada a cambio y hacer siempre bien como el de ofrecer mi sangre…”.

Ellos forman parte de los más de mil donantes activos del territorio, aunque han sido más,que son reconocidos en la actual jornada de homenaje organizada por los CDR y Salud Pública del seis al 14 de junio, este último su día mundial, pero que tendrá el próximo sábado nueve el acto municipaly todos estos días el júbilo de estar entre los más destacados de la nación en este frente.

“Apreciamos mucho el aplauso, el diploma y la felicitación que recibimos,es verdad, no lo negamos, pero –aclara con gratitud y modestia Alexis, de apenas de 24 años de edad– no hay felicidad comparable a la de saber que salvamos vidas, damos respuesta a las urgenciasy mejoramos la salud de otros”.

En ese altruismo y generosidad, de sangre en muchos casos como Alexis y Alexander, está la riqueza de cada donación, cuya significación, dijo Fidel: “No se puede medir ni en millones ni en dinero…”.

Por eso siempre será poco el tiempo para la gratitud de familias, enfermos que dejaron atrás dolencias, personas revividas y colectivos de Salud Pública a esoshombres y mujeres donantes voluntarios, héroes anónimos, que en cada gota aportan también solidaridad,humanismo y otros valoresimprescindibles como la sangre para la salud de lanueva sociedad que edificamos.

 

Noticias Otras de la Isla de la Juventud Salud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *