Garzón adelanta estrategias para la defensa: en breve habla Assange

garzon-assange-apEl abogado de Julian Assange, Baltasar Garzón, ha comparecido ante la prensa congregada frente a la embajada de Ecuador en Londres donde ha asegurado que pondrá en marcha todas las medidas legales para defender a su cliente y ha pedido garantías a la justicia sueca previsiblemente referidas a un compromiso de no extraditar al australiano a EE UU.

 

garzon-assange-ap

El abogado de Julian Assange, Baltasar Garzón, ha comparecido ante la prensa congregada frente a la embajada de Ecuador en Londres donde ha asegurado que pondrá en marcha todas las medidas legales para defender a su cliente y ha pedido garantías a la justicia sueca previsiblemente referidas a un compromiso de no extraditar al australiano a EE UU.

“[Assange] nunca ha rehuído responder ante Suecia– aseguró, en referencia a los delitos sexuales por los que está denunciado en el país nórdico–, solo solicita unas garantías que no han sido atendidas”.

Garzón ha negado tajantemente que exista una negociación por parte de la defensa para la salida de Assange desde Londres a Suecia. “No hay negociación. Al menos que yo sepa porque no es nuestro trabajo, no nos compete negociar”.

El abogado del australiano ha cortado también con las especulaciones de que el fundador de Wikileaks pudiera salir a la calle y ha asegurado que no se asomará más allá del balcón en el que se han instalado dos micrófonos para su intervención.Traspasar siquiera un centímetro el perímetro de la legación significaría su automático arresto por parte de la policía británica.

El exjuez español, convertido ahora en abogado defensor del exhacker, ha informado de que su cliente se encuentra “fuerte de espíritu” y está agradecido con “el pueblo ecuatoriano y, en particular, con su presidente Rafael Correa” por la concesión de asilo diplomático concedido el pasado jueves. Garzón ha insistido en que su cliente defiende la libertad y los derechos humanos y que está siendo víctima de una “persecución política”.

En medio de la grave crisis diplomática que ha provocado su obtención del estatuto de asilado político, bajo la cobertura del gobierno de Ecuador, Julian Assange se dispone a comparecer públicamente a las 9 ede la mañana (hora de Cuba) en la embajada del país latinoamericano en Londres.

La expectación es enorme cuando la compleja situación del exhacker australiano, de 41 años, apunta a un desenlace incierto y muy dilatado en el tiempo, según admite el propio secretario del Foreign Office y primer ministro en funciones, William Hague. Assange es desde el jueves un asilado que no puede huir de la sede diplomática hacia Ecuador sin traspasar territorio británico y, por lo tanto, ser detenido y extraditado a Suecia.

(Con información de El País)

 

 

 

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}