Furia de Cocodrilos

Yasiel Santoya, despues de conectar jonron,en el sexto juego del play off entre los equipos Industriales y Matanzas, en la final occidental, en el estadio Victoria de Girón de la provincia MatanzasLos Cocodrilos de Matanzas han logrado algo que ni Nostradamus hubiese pensado en el mes de noviembre. Comenzaron a ganar y ganar durante la temporada y en contra de todos los pronósticos terminaron reinantes en la División Occidental del béisbol cubano.

Santoya celebra el primero de los cuatro jonrones matanceros. FOTO: RICARDO LÓPEZ HEVIA

Los Cocodrilos de Matanzas han logrado algo que ni Nostradamus hubiese pensado en el mes de noviembre. Comenzaron a ganar y ganar durante la temporada y en contra de todos los pronósticos terminaron reinantes en la División Occidental del béisbol cubano.

Por momentos, algunos se cuestionaron si este equipo era real, pues en honor a la verdad no es frecuente una metamorfosis tan radical de un año a otro. En la 50 Serie perdieron 55 partidos y en la presente ganaron 58, transformación total basada en una filosofía tan añeja como efectiva: “nueve es igual a uno”, la cual pretende que los jugadores muestren todo su entusiasmo en pos de convertirse en los punteros de la nación.

Empuje, garra y entrega han distinguido en tal empeño a la tropa yumurina, capaz de remontar una desventaja de 1-3 frente a Sancti Spíritus en los cuartos de final, y ahora, de forzar el séptimo choque ante Industriales en la discusión de la corona en el oeste, siempre con el apoyo incondicional de una afición que ha vuelto a soñar como en otros tiempos se lo permitieron los memorables Henequeneros.

Anoche, el parque Victoria de Girón rugió al estilo de un feroz león —vaya paradoja—, tan alto que muy pocos se enteraron del nuevo liderazgo de jits de Carlos Tabares en play off, superando al santiaguero Rolando Meriño con 179 inatrapables.

Pero este fue el menor de los detalles en un partido donde Lázaro Vargas erró inexplicablemente la estrategia de pitcheo cuando aún tenía posibilidades de mantener pegado el marcador. En el quinto capítulo, perdiendo por una, sustituyó a Pavel Pino, de notable faena en cuatro entradas, tras la precipitada explosión del abridor Ian Rendón.

Después tuvo que colocar a los inexpertos David Mena, Ernesto Iglesias y Rogelio Armenteros, quienes de conjunto trabajaron en apenas 84 episodios durante la etapa regular, y de los cuales solo Iglesias había visto acción en lo que va de finales.

Esas decisiones sacaron de juego por completo a los capitalinos, cruelmente castigados por la artillería matancera, que produjo con gran efectividad, sobre todo por la banda contraria. Yadiel Hernández, Yasiel Santoya y Ariel Sánchez fueron las bujías, pues remolcaron diez de las anotaciones.

Hoy será el duelo crucial y por Matanzas lanzará Jorge Alberto Martínez, mientras la dirección azul aún no ha definido abridor. Sí se confirmó la virtual ausencia del receptor Frank Camilo Morejón, quien tiene tres puntos de sutura en su mano de lanzar, luego de un choque en el plato con Guillermo Heredia.

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}